Como llegar al buró contratando Internet

Si te gusta vivir la emoción de que al estar contratando un crédito, te puedan decir: “no te lo damos porque estás en el buró”. Te tengo una manera muy séncilla para conseguirlo y sin tener que esperar 3 meses.

Y es que estando en el buró y al no tener tárjeta de crédito, ni poder solicitar una tárjeta,  uno es apartado de las malas tentaciones que da el “Black Friday”, el “Buen Fin”, el “Medio año medio precio”, “ventas de liquidación”. Y en fin, así por el éstilo.

Y es que la perrada no tenemos fuerza de voluntad como para evitar caer en comprar, por supuesto que  meses sin intereses, una TV solo porque está al 30 %.

Pero perrada desesperada, ¿ya quieren saber como?, aquí la tienen: La manera más rápida para que te pongan en buró es contratando “Internet por cable”

¿Qué tiene que ver las cableras con el buró?. Bueno, las cableras se aprovechan de que la perrada somos supersticiosos y creemos en tonterías como: “Si no tengo un servicio, entonces no debo pagarlo”.

Jajaja, y es que pensándolo bien, es hasta tonto no pagar por algo que no recibes.

Sé que tal vez, para su lógica corriente y vulgar, ésto no le haga ningun sentido. Tal vez alguien me dirá: “Si fuera cierto, entonces todos los que no tenemos TV por cable lo deberíamos estar pagando”.
Ok, es verdad, yo no estoy pagando TV por cable y támpoco lo estoy utilizando, yo uso Dish, luego les platicaré.

Entonces, para que se cobren, la cablera se debe dar cuenta que existes y que estás dispuesto a que te sangren mes con mes, que eres un agachón, que no te vas a quejar por su mal servicio, ni que vas a exigir que se te respete el contrato.

Y para éso, debes acudir con cualquier changarrito de contrataciones, ya sea con “Total Pain” o “Shitsy”. De ahí, pagas la instalación, y luego, esperas, esperas, una semana, dos semanas, es que tienen mucho trabajo, y sigues esperando. Si pasa un mes desde que firmaste contrato, y aun no te instalan el servicio, no vayas a echarlo a perder, no vayas a ir a pagar la mensualidad. Tu piensa: “si no lo han instalado, entonces no me van a empezar a cobrar”.

Al pasar los dos meses, si aun no tienes el servicio, puedes checar tu estado crediticio en el buró. Descubrirás que la cablera ¡Te puso en el buró!. ¡YUPIIIIIIIIIIIIII!!!!.

“¡No cierto Carlos!, ¡te creés todo lo que te dicen!”- escucho a la perrada replicando- ” te comienzan a cobrar hasta que te instalan el servicio”. Bueno, es posible que si vaya el instalador a tu casa y te haga una instalación, tu firmas la hojita del instalador y disfrutas durante un par de días, quizá tres. Puede ser que el servicio se caiga después y tu des por sentado que por no quedar bien instalado, pues no tienes que pagar; peeeeeero no es así.

En caso de que si te instalaron el servicio, corre a cancelarlo. Regresa tu modem, teléfonos, etc, todo lo regresable que aun le pertenece la cablera,  te darán una hojita donde te platican que ya cancelaste. Entonces, aunque sientas el enorme impulso de ir a pagar el servicio ya cancelado, te sugiero que no desesperes, que resistas, porque al mes tendrás tu recompensa, pues con servicio cancelado y todo ¡Te pondrán en el buró por no pagarles!.