Como llegar al buró contratando Internet

Si te gusta vivir la emoción de que al estar contratando un crédito, te puedan decir: “no te lo damos porque estás en el buró”. Te tengo una manera muy séncilla para conseguirlo y sin tener que esperar 3 meses.

Y es que estando en el buró y al no tener tárjeta de crédito, ni poder solicitar una tárjeta,  uno es apartado de las malas tentaciones que da el “Black Friday”, el “Buen Fin”, el “Medio año medio precio”, “ventas de liquidación”. Y en fin, así por el éstilo.

Y es que la perrada no tenemos fuerza de voluntad como para evitar caer en comprar, por supuesto que  meses sin intereses, una TV solo porque está al 30 %.

Pero perrada desesperada, ¿ya quieren saber como?, aquí la tienen: La manera más rápida para que te pongan en buró es contratando “Internet por cable”

¿Qué tiene que ver las cableras con el buró?. Bueno, las cableras se aprovechan de que la perrada somos supersticiosos y creemos en tonterías como: “Si no tengo un servicio, entonces no debo pagarlo”.

Jajaja, y es que pensándolo bien, es hasta tonto no pagar por algo que no recibes.

Sé que tal vez, para su lógica corriente y vulgar, ésto no le haga ningun sentido. Tal vez alguien me dirá: “Si fuera cierto, entonces todos los que no tenemos TV por cable lo deberíamos estar pagando”.
Ok, es verdad, yo no estoy pagando TV por cable y támpoco lo estoy utilizando, yo uso Dish, luego les platicaré.

Entonces, para que se cobren, la cablera se debe dar cuenta que existes y que estás dispuesto a que te sangren mes con mes, que eres un agachón, que no te vas a quejar por su mal servicio, ni que vas a exigir que se te respete el contrato.

Y para éso, debes acudir con cualquier changarrito de contrataciones, ya sea con “Total Pain” o “Shitsy”. De ahí, pagas la instalación, y luego, esperas, esperas, una semana, dos semanas, es que tienen mucho trabajo, y sigues esperando. Si pasa un mes desde que firmaste contrato, y aun no te instalan el servicio, no vayas a echarlo a perder, no vayas a ir a pagar la mensualidad. Tu piensa: “si no lo han instalado, entonces no me van a empezar a cobrar”.

Al pasar los dos meses, si aun no tienes el servicio, puedes checar tu estado crediticio en el buró. Descubrirás que la cablera ¡Te puso en el buró!. ¡YUPIIIIIIIIIIIIII!!!!.

“¡No cierto Carlos!, ¡te creés todo lo que te dicen!”- escucho a la perrada replicando- ” te comienzan a cobrar hasta que te instalan el servicio”. Bueno, es posible que si vaya el instalador a tu casa y te haga una instalación, tu firmas la hojita del instalador y disfrutas durante un par de días, quizá tres. Puede ser que el servicio se caiga después y tu des por sentado que por no quedar bien instalado, pues no tienes que pagar; peeeeeero no es así.

En caso de que si te instalaron el servicio, corre a cancelarlo. Regresa tu modem, teléfonos, etc, todo lo regresable que aun le pertenece la cablera,  te darán una hojita donde te platican que ya cancelaste. Entonces, aunque sientas el enorme impulso de ir a pagar el servicio ya cancelado, te sugiero que no desesperes, que resistas, porque al mes tendrás tu recompensa, pues con servicio cancelado y todo ¡Te pondrán en el buró por no pagarles!.

 

Comprando en Coppel.

Coppel no es una de mis tiendas favoritas, y mucho menos lo fue durante mi etapa de peje-zombie. Para cuando yo conocí a Coppel, hace más de 25 años, lo que yo buscaba eran computadoras, y Coppel tenía unos vejestorios, casi casi como de la época de la máquina de Babbage, y si no, pues eran más viejas. Sin embargo, algo así de obsoleto debería ser más barato y era lo que yo podría adquirir. Pero no, nunca era así, las computadoras eran casi tan caras como las de mejores características que eran vendidas en otras tiendas.

Son tantos los comentarios negativos que he escuchado o leído sobre esta tienda que yo le rehuyo ahora, siquiera a acercarme a comprarles. Los comentarios negativos van precisamente a su sistema de financiamiento basado en los paguitos chiquitos.

Pero hoy, trato de comprender la problemática de la tienda, y les presento un punto de vista diferente, en donde quisiera que dejaran de ver a los empleados de Coppel como enormes ratas con garras filosas, trataré de explicar otro motivo, por si tienes problemas con esta tienda, no te cierres a que “son bien ratas y no les pago”, osea, que negocies y evites que te pongan en buró y más boberías.

Una lista, una posible causa y una posible solución.

  1. Que no te apuntan los paguitos realizados. No sé si aun les siga pasando, pero era comprensible hace unos 25 años, cuando sus sistemas de base de datos eran muy arcaicos, de tantas transacciones por minuto, no sería raro que algunas “se perdieran”. Como ingeniero de software, he visto que muchos otros colegas le sigue ocurriendo que, cuando detectan un error en el sistema, simplemente lo ignoran y se continua con la transacción como si todo estuviese normal.
    Te podría salvar si conservaras tus comprobantes, y que cada vez que pagues, le preguntes al cajero por cuantas mensualidades debes, y cuantas tienes vencidas. Si algo no te cuadra, o si tienes una duda, debes acudir al departamento de crédito de la tienda en donde compraste y pedir un estado de cuenta detallado de toda la vida de tu crédito.
  2. Que Coppel vende mercancía vieja, ropa fuera de moda, y remata las que están en mal estado. Por la manera en que trabaja Coppel de surtir a sus tiendas, pues para quien esté a cargo de surtir les resulta todo un reto adivinar que producto se venderá más y cual se dejará de vender. Ellos no pueden decir: “ya se me acabaron los tenis, hoy pido más tenis y mañana me llegan”. Tienen como un sistema de entregas de una quincena, o más, (ignoro, no trabajo en Coppel). Solo asumo que el gerente de esa tienda deba esperar una quincena porque las respuestas que alguna vez un empleado nos dio fue que los surtían en 2 semanas. Osea, si se te acaban los tenis, el primer día de esas 2 semanas, estarías el resto de esas 2 semanas sin vender tenis. ¿Y si es temporada de regreso a clases?. Para no arriesgarse, los gerentes intentan  predecir y deciden comprar de más, basándose en como le fueron las ventas el año anterior.
    Pero estas predicciones a menudo fallan, así que su mercancía se va a bodega, esperando vender el siguiente año.
    Pero en bodega, es muy común que quien realiza las compras nunca revise existencias en bodega. Y sip, … volverá a comprar otra vez tenis, aunque ya tenga unos cuantos cientos en bodega.
    Para cuando alguien los descubre, habrán pasado 2 o 3 años, algunos hasta con moho, maltratados por mal estar todos mal estibados o simple incorrecto manejo en almacén. Para ellos, ponerlos en “oferta” no sería una solución, le rehuyen, entonces, le dan vueltas pensando en como hacer que parezcan que están de oferta, digamos, si los pensaban vender en $100 pesotes, entonces escribirán algo como “antes: $125, ahora $100”. Eso siempre pega. O igual y ofrecen un descuento si compras 3 pares de tenis, total, a ver como le hacen.
    Posible solución, está en ti, recuerda que eres libre de comprar donde se te pegue la gana, así que compara. No lo veas mal, no es intento de dañar a la perrada vendiéndoles básura, simplemente es que quieren resolver un problema que ellos generaron.
  3. Que en Coppel venden más caro, cosas de electrónica y computación, como smartphones, tablets, computadoras y videojuegos. Bueno, ellos tienen toda libertad de establecer sus precios. Solución, tu tienes la libertad de comprar en otra tienda.
  4. Que si tienes un crédito que llevas al corriente, osea, lo sigues pagando, y le vuelves a comprar a crédito. Entonces lo que compres en la segunda ocasión no te lo cobrarán en varios paguitos, sino que te lo cobran en un solo paguito chiquitote el siguiente mes. Posible causa sean la forma en la que calculan los “paguitos”, tal vez simplemente le suman a tu saldo pendiente lo de la nueva compra, te recalculan los paguitos, sin extenderte el plazo. Así que si sacas algo a 6 paguitos, y justo en el 5 paguito compras otra cosa, esa otra compra podría no darte un nuevo plázo de 6 meses, sino, que a lo mejor solo te dan 1 mes para pagar. Posible solución, no lo sé, y es que podría no convenirte que te extiendan el plazo justo cuando estás por terminar de pagarlo. Sugiero, y te digo que es muy posible que me equivoque con mi consejo, no compres a crédito si ya tienes un crédito con Coppel.
  5. Que en varias tiendas, los vendedores te tratan mal. Parece que a Coppel no le gusta invertir en pagar cursos a su gente para mejorar el trato con el personal, o puede ser que con lo poquito que ofrecen de sueldo, mejores vendedores prefieran estar trabajando en mejores tiendas. Posible solución, no lo tomes de manera personal, mucha de su gente no tiene la preparación y posiblemente ni siquiera hagan su trabajo con gusto. No te pongas a pelear con los empleados de Coppel. Si quieres comprar algo en coppel, no lo compres en la primera visita, ve varios días para que sepas como es su trato, y si estás dispuesto a tolerarlo.
  6. Que en los paguitos chiquitos terminas pagando casi 3 veces el producto adquirido. Digamos, una tele de $4000 pesotes, al final del crédito se habrán pagado $11,000 pesotes. ¿Por?, bueno, Coppel le vende a todo tipo de perrada, y tiene un alto riesgo de que muchos le deje de pagar después de haberles pagado 1/3 de la deuda. Entonces, a cada crédito le incluyen de cajón el costo de algunos seguros, que si te mueres, que si te quedas sin trabajo, que si yo que sé. Quien está cerrando el crédito contigo, tal vez ni siquiera te lo mencione, pero es un hecho que esos $25 pesitos que te cobran del seguro, estén en el contrato, (si no están y pones demanda, tu la ganas). Aparte, con tus paguitos estás también pagando a quien podría haber dejado de pagar.
    Solución, toma una calculadora, pregunta el número total de paguitos y el monto del paguito, así puedes ver antes lo que debas pagar. Si por alguna razón no te pueden decir cuantos paguitos vas a hacer, entonces no compres, así de fácil. Si compras sin ver, entonces no te quejes, los paguitos chiquitos tienen un costo, y este costo es muy alto.
  7. Que en Coppel te venden smartphones usados y con fallas, y no te respetan la garantía. Éste si está muy pasado de lanza, me parece que no es verdad, pero, igual, le daré el beneficio de la duda, de que chance y sí, y lo tomaré como que en realidad sucedió que a alguien le vendieran un celular usado en una coppel. Quienes reclutan al personal no siempre pueden detectar cuando la perrada que están contratando carece de valores, ética, o etc. Y es que no hay un criterio fijo para detectar a las ratas, ratas hay en todos los niveles socio-económicos. Con y sin estudios, y la dispersión, es muy regular, osea, si lo ves pobre y sin estudios, no puedes descartar lo como empleado, porque en realidad podría ser muy honesto y trabajador, un buen elemento para Coppel, por otro lado, que sea un junior tampoco te garantiza que no vaya a ser un ratero. A veces, esta gente se quiere hacerse pasar por “lista”, y toma una cajita de algún celular nuevo, corta los sellitos con mucho cuidado y cambia el celular nuevo, por uno viejo. Total, culpará al cliente si éste intenta reclamar, y para cuando las quejas en contra del departamento se acumulen, el sujeto renuncia, y evita cualquier sanción o castigo. Solución, te diría que revises muy bien los sellitos, pero a veces la caja fue abierta incluso sin romper los sellos. para mi es muy difícil detectar algo así.

Aunque es Coppel el responsable por lo que hacen sus empleados, yo pienso que no lo hacen con toda la intención, no es que en sus exámenes de reclutamiento venga preguntas como:
Si Pedro tiene 5 gallinas, y María tiene 2 gallinas, ¿cuántas gallinas te puedes robar sin que te cachen?.

No entiendo lo de la eucaristía

Aunque hace mucho tiempo que ya no me considero católico, no me resulta indiferente todo este relajito que se traen con el sacrificio de Jesucristo para que pagara por nuestros pecados. Y una de las escenas que más morbo me despierta es la última cena, la cual es representada en cada misa.
Se supone que cuando Jesús se disponía a comer su ultima cena, junto con sus 12 discípulos toma un pedacito de pan y les dice: “Tomad y comed. este es mi cuerpo, que será entregado por vosotros”.  Y después tomó una copita con vino, levantándola les dice: “Tomad y bebed es el, porque esta es mi sangre, sangre de la alianza nueva y eterna, que sera demarrada por vosotros y por muchos para el perdón de los pecados, Haced esto en conmemoración mía”.

De ahí se basan, y hasta yo ahí sabía, que era el significado de comer una hostia remojada en vino. Para mí, como católico, era como recordar aquella alianza, y a su vez, volver a vivir y reforzar la esperanza en que Dios nos ama mucho, y que nos enviaba a su mismísimo hijo para pagar por nuestros pecadillos.

Y escuchando en la radio a unos adventistas, me llama la atención de que criticaban a la Iglesia Católica porque les hacia creer a sus seguidores que la hostia verdaderamente se convertía en carne humana, y el vino realmente era “sangre”. Los adventistas se asombraban de que los católicos creyeran  que cuando se tocaba la campanita, bajaba Jesucristo del cielo para meterse en las hostias y en la copita, que por éso todos cerrábamos los ojos. Yo me divertí mucho y pensaba : “¡lo que es no conocer!”. Pero… ¿yo que tanto conozco de la eucaristía?.

Efectivamente, los católicos creen que la hostia realmente se convierte en carne, y el vino realmente se convierte en sangre. Sin embargo, la hostia seguirá conservando su sábor, téxtura y demás, que la hacen ser una oblea, lo mismo con el vino, el vino seguirá con sabor a vino. Y no solo se queda ahí, y es que si, si pudieramos hacerle un analisis químico unos segundos después de haber recibido a esta oblea, nos llevaríamos la decepción de que, hasta donde podemos comprobar con nuestros torpes métodos humanos es que la hostia no se habrá “convertido” en carne y sangre.

Voy a intentar explicarles más o menos como para donde va el misterio (no tengo resuelto el misterio). Supongamos que tomas todas las teclas de tu teclado, y las metes en un bote para hacerlas sonar como si fuese un güiro al mismo ritmo de la cumbia. Las teclas ya no estarían ordenadas como tradicionalmente estaban, ya ni siquiera estarían todas en la misma posición, y más aun, las teclas ya no nos servirían para escribir, sino solo para hacerlas sonar. Se ha cambiado la parte que se percibe a simple vista, pero aun no se ha cambiado que sean teclas de teclado de computadora. Cualquiera que las vea y conozca algun teclado, rápidamente sabrá que son las teclas de algun teclado de computadora.
Con la hostia, pasa algo alrevés volteado. Se percibe, se siente, huele, cruje, sabe, total, la mayoría de nuestros sentidos nos dicen que sigue siendo hostia y vino, perooooooooooo, en realidad, la “substancia”, ya ha sido cambiada por la mismísima carne y sangre de Jesucristo.

Y en mis años más nerds y más arrogante me hubiése reído también. Diría yo: “si le cambiamos desde los átomos, afectando a las moléculas, entonces tendremos que al cambiar de sustancia, también cambiaría de color, sábor, olor, textura, etc”.
Pero ahora entra en juego algo raro, que podría equilibrar la balanza. Entra que ahora creo que además de las móleculas, átomos, quartz y otras partículas subatómicas, existen partículas las cuales ahora es mucho muy dificiles de detectar, ya que no se comportan como las demás partículas comunes y corrientes. Es posible que las particulas casi indetectables sean solo un pequeño subconjunto de un gran número de partículas que no son para nada detectables. Y si además de los átomos de pollituro 14 que conforman una piernita de pollo, estaría también, ocupando en el mismo espacio, otra materia que para nosotros no pueda ser detectada por ningún medio?.
Bien podría ser esta materia indetectable lo que los católicos lo llaman como “substancia”. Pero me mantengo a raya de aceptar tal hipotésis como teoría, porque tan bien podría ser una simple estrategia de negocio de la Iglesia Católica. Algo así como: “si quieres seguir viviendo, y además  quieres vivir en abundancia, entonces ven a comer esta hostia con vino”.
No lo sé, no lo entiendo.

😀
Independientemente de que si lo crea, o no lo crea. Para mí es fascinante.

 

¡Mira papá!, una afore para niños

Casi desde mediados de noviembre he estado escuchando ese comercial, ya ni sé cual banco la tiene. Pero a mi me parece que no es tan bueno como lo pintan; ya hasta creo que es verdad lo que me dijo un compañero, que solo estoy en contra porque creo que deba estarlo, pero si, creo que debo estar en contra.

Para la perrada que no ha investigado ni un poquito sobre esta onda, resulta que Banorte y Banamex sacaron un “producto financiero” que consiste en abrir un fondo de ahorro para los niños, obviamente, los padres deben abrirlos.

Dan el argumento de que solo una pequeña parte de la perrada tiene el buen hábito del ahorro, y de los que ahorran la mayoría lo ha aprendido de sus padres por medio de las alcancías, que luego rompían para sacarle el dinero y parte de lo ahorrado se usaba para comprar otra alcancía.

Los banqueros intentan convencer que este hábito no es tan güeno porque la alcancía tiene algunos inconvenientes, como por ejemplo, que no “da intereses”. Obvio que hay otro inconveniente para los bancos, y es que los banqueros no pueden usar el dinero que está dentro de la alcancía. Pero el mayor inconveniente que tienen las alcancías para los banqueros es que los banqueros no te pueden cobrar comisiones por el dinero que tengas guardado en una alcancía.

Supongo que los bancos ponen su apuesta a que varias decenas de millones de perrada tienen en buen concepto la idea de la afore, de ahorrar para su vejez y tratan de cazar el dinero de la alcancía, con las cuentas de las afores.

El padre debe tener su afore en esos cochinos bancos, para así poder abrir una cuenta de “retiro” para los niños.  Si el papá tiene su ahorro en otra administradora, tendrá que pedir que se la transfieran a alguno de estos dos bancos, y así se ganan otro cliente.

¿Cuándo pueden retirar su dinero?, según ellos se puede retirar el dinero cada dos meses, no suena tan mal.

Suena chido, ¿entonces?, ¿dónde está lo malo?. Lo malo es que está casado con la “Afore”, es algo que me opongo ya que el estado está tomando decisiones que la perrada debería tener la libertad de elegir. Guardar un dinerito para tu retiro, o intentar usar el dinero ahorrado a los 10 años para poner un pequeño negocio y así dejar tu trabajo deberían ser elección de cada trabajador.

Pedirle a la perrada que además de su afore, ahorre, es casi como darles un tablazo en los kiwis. En familias que están relativamente “bien”, con un sueldo de $8000 pesos netos mensuales, con una renta de $3,000 pesotes, gastos de despensa mal surtida de $4,000, pedirles que los $1000 restantes los “ahorren” es realmente medio cruel. Es cruel porque bien quisieran usar los $1000 pesotes restantes para su esparcimiento, para irse al cine o comprarse algun caprichito. No tener diversiones ni recompensas por largo tiempo acarrea mucha tensión y depresión en cada mienbro de la familia, me parece inapropiado que estos señores banqueros, quieran ponerle sus garras en esos $1,000 pesotes, con el pretexto que éso convertirían a esa familia en personas financieramente bien educadas.

Falta la gracia, que nadie vigila como invierten el dinero de las Afores, así que si tienen “pérdidas” por algun error de las siefores, lo único que enviarán es un email explicando que el hecho de que pierdan tu dinero es normal y que no debe alarmarte, que ellos fueron los que perdieron menos. ¿Te imaginas si pierden el dinero de tus hijos?

Pero lo más feo no termina ahí, a mi me da la impresión de que no es buena idea mostrarle a mi hijo que debe permitir que otras personas manejen su dinero, ni que les tenga confianza ciega de que se ocuparán de él en su vejez.

Las afores están pensadas para no pagarle a la perrada su dinero, el dinero que ahorraron hasta cumplir los 65 años de edad, no lo tendrán en un solo pago, en realidad le darán solo una pequeña parte del capital, y la otra parte será de los rendimientos. Si el aforiado muere, la pensión lo toma la esposa o la familia directa, osea los hijitos, en este paso, ya hay una oportunidad para evitar pagarle a los beneficiarios la raquitica pensión, como, por ejemplo con puros trámites tontos burocràticos, como pedirle al IMSS que lo de de baja, y el IMSS entonces le pedirá que la empresa expida alguna carta, carta que no puede expedir si el IMSS no lo da de baja. Suena tonto, pero cosas así suceden, mientras tanto, pasan los años, esperando que la familia desista de cobrar ese dinero, o esperando a que se mueran.

¿Entonces que no ahorren los niños?, creo que si es buen hábito enseñarles a ahorrar. Porque hacemos que sacrifiquen pequeñas recompensas a cambio de recibir una recompensa mayor, pero yo prefiero las alcancías, a que ande de farol con una tarjetita, pagando comisiones ridículas como la comisión que te cobran por depositar tu dinero en su banco.

¿Qué será “Franquicias Internacional Elay”?

Si llegaste aquí buscando un buen consejo sobre invertir en franquicias, aquí no lo vas a encontrar. La neta tengo pocos conocimientos sobre finanzas, leyes, economía, ahorros, inversiones y en general, todo lo que tenga que ver con dinero.

Escuché en el radio un anuncio de ellos en donde ofrecían que pagando una franquicia de $100,000 pesotes, su corporativo trabajaría la franquicia y tu estarías ganando entre $10,000 pesotes mensuales.

Y la mera neta me interesó muchísimo, ya que el regreso de la inversión lo tendrías antes de un año.

Comencé a soñar con que con $10,000 pesotes mensuales sería como tener un sueldo seguro como para luego comprar otras dos franquicias más y así tener una jubilación temprana y dedicar mi tiempo a lo que realmente me gusta, la programación de videojuegos, Arduino, Beagle bone, y hasta convertir un auto chatarra en auto eléctrico.

¿Y cómo consigo los $100,000?, bueno, pidiendo un préstamo personal. Hace días me ofrecieron uno con una tasa de 22% de interés anual. Prácticamente, si saco el crédito a un año, con las ganancias que me de la franquicia estaría pagando al crédito. Terminando el año, tendría una entrada extra de $10,000 pesotes mensuales. WOW!!!!!!!!.

Pero luego sentí como si hubiera agarrado cables de luz pelones (y si los he agarrado). Me pregunté: “¿qué te queda al comprar una franquicia?”.

Al comprar una franquicia lo que estás pagando es:

  1. Una imagen que la perrada ya conoce. Esto va desde el nombre del changarrito, los colores, el inmobiliario, etc. Y es chido porque ya tienes clientela fiel, y te ahorras mucho dinero que podrías estar gastando en publicidad y promociones para que la perrada te conozca.
  2. Un modelo de negocio ya funcionando. No hay que estarse arriesgando a jugar con los precios y productos, si, por ejemplo, tienes una franquicia de tostilocos. Ya no tienes por qué estar jugando a que, si le pones más cueritos que jamón, o que si le quitas los cacahuates y le pones garbanzos. Ya es un producto o servicio que a la perrada le gusta, paga y está conforme. Sin embargo, no se limita ahí, sino también en la forma de atender de los empleados, ya las obligaciones de cada empleado están debidamente establecidas.

Y encima, que ellos mismos se encarguen de contratar al personal, de pagarles y solo estarte dando los $10,000 chuchotes, pues está a todo dar.

Peroooooooooo, en muchas de las franquicias, además del dinero debes contar con tu localito, en el ejemplo del changarrito de tostilocos, debes también tener por lo menos una islita en alguna plaza comercial.

Y aquí es donde puede resultar extraño, si te dicen que ellos van a manejar todo, que nunca verás físicamente los productos que supuestamente tu franquicia vende. Si te dicen que es por tele mercadeo. Por sí no me expliqué bien, si ellos te dicen que tu no debes saber cómo van a poner a trabajar tu dinero porque ellos se encargarán de todo, entonces no sería buena idea invertir.

¿Por qué?, supongamos que no sea fraude, que en realidad ellos ofrezcan productos por teléfono y que en ese momento te den ganancias de $10,000. Solo piensa que hay un riesgo, como en todo negocio, de que la gente deje de comprar tu producto. Recordemos que les sucedió a las casas de música que vendían partituras para tocar la guitarra y piano justo cuando llegaron a popularizarse los tocadiscos. Pues las partituras se dejaron de vender.

Si tus $100,000 pesotes no se recuperan, y tú no sabes cómo se manejó tu dinero, entonces será un fracaso. No lo sería si tu hubieras invertido y manejado tu mismo tu changarro, ya que al menos te quedaría el conocimiento, y entonces, después de pagar tu crédito podrías sacar otro crédito y comenzar, pero ya no desde cero, sino desde donde te quedaste + un poco más sabio.

En el caso de que si sea una franquicia física, osea, que necesites poseer un local para ponerla a trabajar. Aun me queda la siguiente mosca que me hace ruído y no me da confianza como para endrogarme con el banco e invertir en la franquicia. Y es que no me suena conocido “Franquicias Internacionales Elite”. Si tal vez dijeran que es una franquicia de la dulcería “Chilim Balam”, ¡pues ORALE!, no me lo pienso más, sino hasta busco alguna islita barata en alguna plaza y pues arriesgo no solo los $100,000 pesotes de la franquicia, sino también el costo de la islita.

Habrá perrada que nos comente, con sus ojitos repletos de estrellas y brillitos, todos muy emocionados y llenos de ilusiones, que a ellos si les está iendo de maravilla, que de los $100,000 pesotes ya les han devuelto $80,000. Es más, puede darse el caso de que ellos ya han recibido sus $100,000 pesotes + un extra.
Y aunque podamos asegurar que no nos están mintiendo, no debemos confíar en que nuestra suerte sea la misma que la de ellos.
Es una táctica de los cazadores de patos, quienes colocan patitos de madera que flotan sobre un lago, y con silbatos imitan el graznido o patido o como se diga, la idea es que los patos que van volando alto y cansados, crean que en ese lago hay patos felices y cómodos, y que ellos pueden llegar a descanzar y a hacerse patos.
Cuando los patitos descubren el engaño, ya es muy tarde para muchos de ellos.

En resumen, ¿debes o no invertir en franquicias elay?. La neta no te puedo aconsejar si sí o si no. Simplemente expongo mi punto de vista con la esperanza de que ayude a alguien en la toma de esta decisión. Hasta ahorita, con la información que tengo sobre ellos, y sobre los patos, yo no invertiría, es más, ni siquiera les llamaba para que no me hicieran cocowash (cosa que es muy fácil).

¿Qué no se pronuncia “elay”, sino “elit”?, deberé consultar a un orejologo, porque creo haber escuchado que decían “elay”.

Talento y pasión

He escuchado varias veces a la perrada que dice que si no posees “talento” para realizar determinada actividad, que mejor cuelgues la toalla en esa actividad y luego intentes descubrir cuales talentos tienes.

Y es que mucha perrada cree que los talentos nos los envía el buen Dios en el momento en que nacemos, pero como Dios no nos manda con instructivo ni con un listado de talentos, pues entonces es un caso muy común que mucha perrada muera antes de descubrir sus talentos.

En un video en youtube oí a un personaje de TV, no recuerdo si era cómico o cantante, decir que mucha gente confunde talento y pasión. Este personaje ponía de ejemplo los reclamos de una de sus alumnas que decía: “yo amo cantar”, y él le respondía: “pero no tienes el talento para cantar”, y ella insistía: “pero en serio es que yo amo cantar”. Total, decía que por mucho que tuviése la pasión de cantar, pues nunca iba a poder convertirse en una buena cantante ya que no poseía ese talento.

Igual en la película de “Rudo y Cursi”, ni la he visto, pero supe leyendo otros blogs, que también difunden la farsa de “no se debe confundir pasión y talento”. De ejemplo ponen a un buen futbolista que en realidad quería ser cantante, y cantaba muy mal.

También he escuchado en el programa de “Adriana Corona Gil”, (simplemente Adriana), algo similar, que ella no podría ser trapecista debido a que no tenía el cuerpo ni el “talento” para lograrlo.

 

Hasta ahora suena como si el talento fuese como a magia, poder sobrenatural, celestial, o sepa; el talento no es nada de éso.

¿Qué carambas es el talento?

Antes era la moneda de Grecia y Roma, como aquí eran las sémillas de cacao, allá en aguellos lares era el talento.

En aquellos áyeres los que podían conseguir más monedas (talentos) era quienes poseían habilidades poco comunes en el resto del pueblito, (por citar algunos: los carpinteros, alfareros, herreros, artesanos, juglares, y así por el estilo).

De alguna manera, la perrada fue asociando la pálabra “talento” con la habilidad de realizar determinada actividad. E igual, como soy de la perrada, manejaré la pálabra “talento”, como sinónimo de “habilidad”.

No sé como vino la idea de que los talentos los otorga Dios al momento de nacer, también desconozco si Dios otorga nuevos talentos ya para cuando uno está grandote, cuarentón, y sigue sumido en su zona de comodidad.

Tal vez se deba a que es más común que los niños aprendan a un ritmo más acelerado que lo que hacen los adultos. Supongo yo que la capacidad de aprender se va reduciendo porque dejamos de pensar, porque buscamos “atajos” para no realizar todo el razonamiento, adoptamos ideas que a veces son falsas. O porque los nuevos conocimientos no encajan con lo que habíamos aprendido antes, entre otras variantes, el tema no es ese.

Entonces, si el niño crece en una familia que se sostiene realizando algun oficio, digamos orfebrería. No sería raro que desde temprano el niño lo aprenda y antes de ser un puberto, el niño ya domine la técnica familiar. O al menos gran parte de ésta.
No sería extraño que alguien crea que Dios le dio el talento de la orfebrería a un niño, si éste alguien no conoce las buenas jodas y quemadas que se llevó el pobre niño para aprender ese oficio.

Tal vez para las personas ajenas al negocio, les lleve mucho más tiempo aprenderlo, tal vez sea debido a que no sientan la urgencia, ni la necesidad, y sobre todo, no posean “la pasión” de aprender ese oficio. Para ellos, por decirlo de un modo séncillo, “no tienen este talento”.

Entonces ya no chilles si creés que no tienes ningun talento. Tal vez no te vengan de nacimiento, pero lo que es cierto, es que se pueden desarrollar.

¿Cualquier Fulano puede desarrollar cualquier talento?
Aquí no lo puedo jurar, pero si el Fulano consigue reunir todos los fáctores que favorezcan el desarrollo de aquello que lo apasiona, entonces conseguirá obtener el talento.

¿Qué factores se necesitan para desarrollar el talento?

  • Tener la motivación y pasión
  • Estar dispuesto a llevarse mucha friega,
  • Perrada que conozca sobre lo que tu intentas aprender, para que te enseñen.
  • Llevarte unas buenas friegas y no quedarte en el intento.
  • Más friegas
  • Paciencia
  • Mucha friega
  • Ignorar burlas. Ignorar comentarios tipo: “no tienes el talento”, “dedicate a otra cosa”, “llevas tanto tiempo intentando y nada”, “no sirves para ésto”.
  • Relacionarte perrada relacionada con tu pasión para que, aunque no te logre enseñar, te podrían facilitar otras cosas necesarias para que continues desarrollando tu talento, o por lo menos para que te evite que tu motivación se vaya por el caño después de tantas friegas que te estarás llevando.
  • Otras friegas.
  • Y lo más importante, mantenerte vivo hasta que consigas tu talento.

 

La última carta de Alberto Einstein a su hija

Escuchando las tonterías que dice la fodonga en su programa “Simplemente Adriana” me sacó una carcajada escuchar sobre una supuesta “última carta” que le escribió el físico Albert Einstein a su hija Lieserl.

Supuestamente estuvo guardada que porque “Einstein” creía que no estariamos preparados para entender lo que nos escribió, entonces, deberíamos esperarnos 20 añotes, para prepararnos y poder entender esa carta.

¿Ansías conocerla?, bueno, pues ahí te va, pero debo advertirte que el nivel de estupidez supera los límites de exposición a babosadas diarios recomendados.

Mi querida hija:

Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los prejuicios del mundo. Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el amor.

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor.

Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.

Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser sintiente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta.

Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada.

Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quinta esencia de la vida.

Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta.

Tu padre,

(Albert Einstein)

¿Por qué creo que es falsa?, bueno, pues tiene el tinte de las supuestas cartas que dio la virgen de Medjugorje, al igual que la carta de Einstein, las cartas de la virgen no podían ser reveladas sino hasta varios años después. Otra cosa común, es que antes nadie sabía nada sobre esas cartas. ¡Vaya casualidad!.

Le damos, Albert Einstein nunca se hizo cargo de Lieserl, de hecho, ésta niña nació fuera de matrimonio, En sus cartas hacia la mamá de Lieserl (osea la Mileva Maric), Einstein le decía que amaba a la Lieserl sin concerla, pregunta por los ojos que a quien se parecen,

En la segunda carta de Einstein hacia Mileva, ya ni menciona a la hija.

En otra carta, cuando Mileva estaba esperando a un segundo hijo, Einstein le hace saber que no estaba molesto por ese embarazo, que por el contrario, que estaba pensando en una “segunda Lieserl”, que porque no le debía negar a Mileva el “derecho que tienen todas las mujeres”. Osea, ¿qué pez?, y remata diciendo que él estaba muy triste por lo que le sucedió a Lieserl.

En otra carta posterior Einstein le pregunta a Mileva  que como quedó registrada, y que deberían “tomar precauciones para no tener problemas más adelante”.

¿Qué le sucedió a la primera hija de Einstein?, buuu, no se sabe, puede ser que muriera.
Pero también puede ser que la dieran en adopción, ya que a la mamá de Einstein también le gustaba la física y también quería presentar examenes. La hija como que les estorbaba.

Como sea, parece que Einstein nunca le escribió una carta hacia la niña, y hoy por hoy, de la niña no se sabe nada. Hubo un supuesto hijo de Einstein, pero resultó ser un fraude.

¿Por qué creo que no se hizo cargo de la niña?, bueno, para empezar, ni siquiera le quizo dar crédito a Mileva por sus contribuciones, (las cuales formaban casi la mayoría de los libros que Einstein publicó).

Regresemos a la carta, vamos a suponer que sí, que la niña se convirtió en mujer y que existe la posibilidad de que se escribiera esa carta.

Sin émbargo, aquí tenemos otro problema. En la carta se hace referencia a la fórmula
E=mc2
Que significa que la energía almacenada en un cuerpo es igual a su masa por la velocidad de la luz al cuadrado. En primer lugar, esta fórmula no es de Einstein, en realidad es de un italiano llamado Olinto de Pretto que la publicó en una revista llamada “Atte” en 1903. En esta revista, Pretto intentaba explicar la proporción en cualquier proceso en que la energía se convierte en masa (o viceversa), como en una explosión nuclear.
Tan es así de que esa fórmula no es de Einstein, que nunca fue llamado a participar en la construcción de la bomba atómica, ya se conocía que era un marrullero plagiador que se apropiaba de ideas de otros. Ni siquiera se le consultó para fabricarla, ¿por qué sería?.

Supongamos que sí es de él. Tenemos otro problema, las unidades de energía en esta fórmula son Kg.m2/s2 Osea, joules.
Sin émbargo, al amor no es posible medirlo con kilos, si reemplazas la masa por amor, aunque queda romántico, no queda en unidades de energía.
No puedes afirmar la siguiente comparación:
1 joule = AMOR x c2.

Referente al segmento:

Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

 

Se nota que quien la escribe, no tiene ni idea de física. Primero se refiere al amor como “una fuerza”. Y en las siguientes líneas, ya está diciendo que el amor es “energía”. Fuerza no es igual a energía.
Ahora, la parte que dice: “única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo”. Támpoco lo diría un buen físico, o por lo menos alguien que ha leído y entiende mucho sobre física. Para muestra un botón: la energía gratitatoria aun no se entiende, tal es así que no se ha logrado entender la razón por la cual la tierra nos atrae. Saben que nos atrae, pero no el porque.

Si se supiera el porqué, y tal energía se pudiera manejar a nuestro antojo, podríamos hacer que un objeto sea más liviano, capáz de flotar sin necesidad de hacer uso de otra energía. Osea, simplemente bloqueando (o invirtiendo) la energía gravitatoria, sin necesidad de algun otro motor, una tonelada de ácero podría flotar tal cual como un globito de helio.

Para rematar, el mensaje de que debemos ser amorosos, supuestamente ya había sido antes revelado por extraterrestres, también por seres de otra dimensión, entes, fantasmas, brujos, chamanes, por los mayas, wixaricas y sus peyotes, seres humanoides marinos, etc.

Rídula carta.

Porque creo que los libros de Carlos Cuauhtemoc son chafas

En estos dias es muy recomendado que leas, casi casi por todos lados está el consejo de que leas al menos 15 minutos al dia, que enseñes a tus hijos a leer.

Que leer incrementa nuestro “acervo cultural”, mejora nuestras capacidades mentales, que nos hace más sabios y dificiles de cuentear y sabe que tanto.

Pero no es como para correr a la Gonvill y atascarse de libros. Después de todo, también hay libros que no son más que pura cochinada.

Curiosamente este tipo de libros es muy vendido, y leído, mucha de la perrada los recomienda, me refiero a los libros de superación personal.

Si tu ya leíste “Las enseñanzas del viejo Don Juan”, o “Los cuatro acuerdos ” , o “el caballero de la armadura oxidada” , o incluso, “El alquimista”, puede que me digas que son libros bien fregones que te han dejado profundos conocimientos. Sin émbargo, yo sé que en lo profundo de tu corazón, deseas no haber perdido tanto tiempo leyendo esa basofia, pero te lo guardas, porque tienes el síndrome del emperador desnudo.

De los libros anteriores, uno puede decir: “güeno, no me enseñaron nada, pero al menos me divirtieron”. Cosa que no se puede decir de los libros de Carlos Cuahutemoc Sanchéz. En la prepa, nos obligaron leer alguno de los libros de superación personal, de una lista, y en la lista estaba “La busqueda”, escrita por Carlos Cuahutemoc, y ese libro lo conseguí prestado. Así que para cumplir me puse a leerlo.

La trama, es MALISIMA. De entrada parece que el Temo intenta que te identifiques con un águila que se cree gallina, y un día la corren del corral para que se convirtiera en águila. Hmm, no, nunca fue mi caso, y no creo que la mayoría de la perrada fuera támpoco adoptada. Osea, águila que no supiera quienes eran sus padres estaba como fuera de lugar.

El águila tiene que irse hacia la cima de una montaña, pero ¿para qué?, osea, cuando más subes es cada vez más dificil encontrar alimento, además de que el clima se vuelve más frío. ¿Para qué un águila querría irse para allá?, ¿por qué no elegir un área verde, cerca de un río?, o de esos lugares preferidos por las águilas?

Total, ya el águila llega a la cima de la montaña, y se regresa. Otro animalillo metiche le pregunta que porque, y el águila le contesta: “voy a subirme a aquella montaña que todavía está más alta”.

Sin duda, muy motivante si tu fueras alpinista, pero poco prácticos para quienes nos gustan los climas más cálidos. Tal vez me dirá usted que debería juzgar ese libro desde un punto de vista más metáforico para poder entender la enseñanza. Sin émbargo, en ese libro no hay nada que aprender, que tengas aspiraciones y que le des aunque se hablen mal de ti o te digan que no las puedes, ya te lo han dicho una y otra vez, a cada rato, es tema recurrente de caricaturas, películas, que de verdad, decir que descubriste que necesitas superarte leyendo un libro de Cuahutemoc Sanchez habla muy mal de tí y te deja mal parado.

En otro libro de este mismo autor, deja ver lo torpe que es él al tratar las emociones humanas.

En su libro de “La ultima oportunidad” escribió unos diálogos que hablan sobre el “perdón”.
Segun el Temo, lo mero chido para perdonar consiste en que  debemos “obsequiarle” a quien nos ofendió, aquello que nos ha quitado, en lugar de pedir que nos lo regrese.

Pone de ejemplo una suposición de que alguien va a visitar a otra persona, y la visita le rompe un jarrón, si el dueño de la casa le cobra el jarrón y después de que su visita se lo paga, el dueño le dice: “te perdono”. Temo dice que en este caso, realmente no está perdonando, sino que haciéndose el tonto, que porque al pagarle el jarrón, automáticamente quedan a mano y ya no hay nada que perdonar.

Sin émbargo, nosotros somos seres emocionales y ésto es por lo que me parece absurda la lógica de Cuahutemoc,

Se le escapa al Temoc que algunos objetos no son facilmente reemplazables, y es muy dificil para alguien perderlos. Volvamos a ver el jarrón, puede ser que sea un jarrón de 10 pesotes, pero tal vez esa fue la primera cosa que pudo hacer algun ser querido enfermo de paralisis cerebral. Digo, podría ser un jarrón todo chueco, feo y mal terminado, pero para la dueña de la casa, sería una grosería que alguien le diga: “ups!, se me rompió tu feo jarrón, ahí te van 50 pesotes y te compras 5 de ésos”. Aunque económicamente le fuera mejor a la abuelita, probablemente ella estaría triste porque para ella, el jarrón era como un lazo que la unía con quien se lo obsequió. Y además podría molestarse con la falta de sensibilidad de quien rompió el jarrón.

Por otro lado, seamos nosotros los que rompamos el jarrón, no podemos andar ahí por las calles de Tonalá rompiendo jarrones y después, poniendo jetas y acusando a la perrada que nos lo cobre esos jarrones de ser unos ogts que no saben perdonar y que se hacen los tontos por cobrarnos.

Creo que para esperar que alguien te perdone, es obligatorio resarcir el daño o por lo menos negociar con el ofendido para hacer algo por mitigarle el dolor causado.

Regresamos al caso del jarrón, supongamos que lo rompimos y le decimos a la abuelita con el firme deseo de que no chille: “ups, perdón, digame donde compró su jarrón y ahorita mismo me lanzo a comprarle otro”.
Entonces la abuelita dirá: “Snif!, no mijos, así que quede, de todas formas ésos no los venden, ese me lo hizo tu tío Ramoncito Temblores hace un mes cuando aun estaba vivo”.
Sería cómodo y séncillo pensar: “Chido, ¡me salió barato!”, pero sería un buen gesto insistir en intentar reparar el daño o al menos minimizarlo, o corregirlo. Algo así como pedirle a la abuelita que te permita intentar pegar ese jarrón y de pasada darle una manita de gato al lugar donde estaba el jarrón. Digo, algo extra para que esa experiencia de ver roto su jarrón  cambie de algo triste a algo chido.

Dejamos el jarrón, más adelante el Temoc, en ese mismo libro de la “ultima oportunidad”, habla del “Amor verdadero”. Dice que el amor real no es un premio, y que los seres “superiores” (así, osea, los meros meros nices sobre los nices) aman a sus parejas e hijos no como un premio, sino a pesar de sus conductas. Que si hay condiciones para amar, entonces realmente no es amor verdadero.

PUUUUUUUUURAAAAAAAA BASUURAAAAAA.

En primera, nadie está obligado a amarnos. Si tu pareja te dijo alguna vez: “te amaré por siempre”, nada la obliga a seguir contigo a pesar de pisotearla o de restregarle en su carota que ya andas con otra.

En mis pláticas pre-matrimoniales me dijeron que el amor es libertad. Osea, que al igual que un halcón que le permiten salir a volar tiene la libertad de elegir si regresa con su cuidador o de plano se va hacia el bosque. Cualquier persona que te ama tiene la libertad de mandarte a la fregada, y lo hará si tu ya no le ofreces nada para que se quede contigo. Y si percibe demasiado daño o abuso de tu parte, ya la pregunta es si lo hará o no, sino cuando y como.

Ni siquiera como hijos debemos esperar el eterno amor de nuestros padres, es algo que debemos ganarlo, y si ya lo tenemos,  por lo menos no perderlo. Támpoco como padres podemos esperar que nuestros hijos nos soporten todas nuestras estupideces.

Un amor “incondicional” es tan dañino para quien lo da, como para quien lo recibe.

Supongamos el caso de una pareja, en donde uno le diga al otro: “no hay pez si tu no cumples con tu parte al formar este hogar, igual te voy a seguir amando”. 🙁 En estos momentos se me vienen a la cábeza tantos malos ejemplos de relaciones de este tipo, me es más fácil decir que sucede. Voy a poner de ejemplo a una pareja, no diré quien para no quemarla, nomás me interesa que me cachen mi lógica.

Es una pareja que concibieron una niña, Él no tiene un empleo fijo, de vez en cuando, cuando le cae alguna chambita, puede aportar al gasto del hogar $200 PESOTES.
Ella, támpoco trabaja, pero está dedicada a las labores del hogar, como ver las novelas y chatear en facebook, ¿cocinar o limpiar la casa?, no, jaja, támpoco tiene que cumplir con esas condiciones.
Ambos, junto con la niña, viven de arrimados en casa de los padres de ella, quienes literalmente les ponen la comida en sus platos. No hay condiciones como: “tu te encargas del hogar”, “tu te encargas de traer al chivo”.

De verás no le quiero echar la sal, pero este tipo de relaciones hermosas y poéticas de amor verdadero e incondicional, se las van a ver muy negritas cuando quienes los mantengan,  mueran.
Por lo mientras, además de ser comidilla en las reuniones familiares, él está delegando su autoridad de amo y señor de la familia a su suegra, creando confusión en la niña. Hmm, no, una vida no muy sana.

Regresamos a lo del Cuahutemoc Sanchéz. :S Nel, ya mejor cierro este post. Recomiendo que si los obligan a leer alguno de sus libros, por favor, no traten de acomodarse el saco. Sabe de donde sacó  Temo esa moralidad, pero la neta es muy vacía, inhumana, insensible y no muy aplicable.

Desventaja del tanque estacionario de gas

A la hora de cambiarse de casa, uno de los dilemas con los que se encuentra la perrada es si debe utilizar tanque estacionario o comprar los cilindros

Por un lado, el tanque estacionario tiene la ventaja de que se hace un contrato mensual, (o bimestral), en donde si se acaba dicho periodo, van a tu casa y te llenan el tanque hasta la capacidad especificada en el contrato. Es decir, si dice el contrato que te lo iban a llenar hasta el 75%, y cuando llegan encuentran que  estaba al 25%, pues solo te cobrarán el 50%. De esta manera sería muy raro que te quedes algun día sin gas.

Otra cosa chida del tanque es que por lo general está en el techo, y no tienes porque dejar pasar a los mugrosos gaseros en tu más mugrosa casa.

Y también se supone que es más seguro y estético, los peques no tienen porque andar jugando entre los tanques de gas, y el tanque estacionario, al manipularse menos que los cilindros, pues también tiene la ventaja de que las válvulas están en mejores condiciones, y el ácero del tanque, en general, estará menos oxidado que el cilindro.

Y hasta aquí, todo parece chido. Si no es por la corrupción que hay en las compañías de gas. Hasta este momento, no te sabría decir que compañía no te hace fraudes.

Por lo regular, un tanque de 20 litros que cuesta más o menos unos $300 pesotes, dura solo 5 días menos que si le echas $500 pesotes a tu tanque estacionario.

No son raros los usuarios que se preguntan: “¿pues cuánto me le están poniendo?”, después de asegurarse de que ellos no tienen fugas.

Y la respuesta es casi siempre la misma, de los $500 pesotes que pagaste, solo le echan lo equivante en gas a $350 pesos. Osea, solo te llenan entre un 60 – 70% de lo que les pagas, si es que te va bien.

Pero, no te puedes poner a pelear con el operador, puesto que él no te está cortando el suministro.
El corte del gas hacia tu tanque lo hace la misma bomba, de manera automática. Es decir, cuando se detecta que se ha llenado hasta el tanque el nivel indicado (digamos 75%), hasta entonces es cuando se detiene la bomba y se imprime el ticket. En muchos de los camiones despachadores, parece que este mecanismo fue deliberadamente alterado. Para que marcara 75%, cuando en realidad solo despachó 50% (o menos).

Segun el muchacho que te surte el gas, él no tiene la culpa. Puesto que así viene la máquina y él no la puede mover. Cosa que probablemente sea cierta. Pero también hay casos en donde los despachadores de gas reportan que te surtieron, cuando en realidad ni siquiera se subieron a tu casa.

Puedes reclamar, pero te mandarán un inspector. Si tienes buena suerte, este inspector puede testificar a tu fávor diciéndo que efectivamente te hicieron falta algunos kilos de gas.

Dependiendo de tu manera de pedir, o de cuánto miedo tu les puedas dar, el inspector te dará un vale por algunos kilos, después vendrá un juramento que disque ya no pasará, que ajustaron, calibraron y hasta corrieron a los tranzas, sin émbargo, no es de extrañarse que al siguiente mes te la vuelvan a aplicar.

Por otro lado, ésto no hace que el cilindro sea mejor, puesto que no siempre pesan lo que deben pesar.

Se puede optar por ponerse sangrón y pedirle que pesen en tu báscula de baño al cilindro, si pesa menos, entonces no pagarlo y exigir que te traigan otro. Si se enojan pues también contestarles que es para que se les quite la costumbre de andarlos vacunando. A mi no me late, además del coraje que pasas, pues está el riesgo de que ésto los lleve  a los golpes. Pero, ¿y?, ¿debemos permitirles que nos sigan robando para evitar confrontarlos?

Hablar con el Santísimo

Si eres una de la perrada frustrada porque no logra entablar una conversación directamente con Dios al ir al tempo del “Santísimo Sacramento”, lo siguiente no te va a servir para nada.
Hay una creencia muy popular y conocida en Guadalajara y la zona metropolitana acerca de un templo ubicado en la calle López Cotilla, entre la Av Enrique Díaz de León y Escorza, pegadito a un edificio de la UdG, cine del estudiante. Por ahí mero.

Templo Expiatorio de Guadalajara

 

Se entiende que tal vez estás tan pobre como para gastar en camiones, y te dicen que igual puedes hablar con Dios en otros templos, pero éste, es uno de los más chidos.

Hasta dan recomendaciones para hablar con él, y una es que vayas sereno y tránquilo, igual puedes ir encabritado, revolcándote de envidia o simplemente atemorizado. Supuestamente te recibe igual, pero lo chido es ir tránquilo.

El truco para hablar con Dios está en que le hables tal cual le hablarías a otra persona, y luego esperes la respuesta, tu calladito, en silencio, ya no es necesario repetir como cótorro las oraciones, simplemente debes esperar, y al cabo de un rato, el Santísimo te hablará y lo que dirá será algo tan acertado y revelador que te hará sentir mejor.

Suena chido, ¿no?, pues lo son aun más chido los testimonios de la perrada que ha logrado hablar con Dios. Me contaron uno de una persona que teniendo muy enferma a su madre, le pide al Santísimo que la ayude, se lo pide durante varios días seguidos.
Lamentablemente la señora muere y el hijo de ella va otra vez muy disgustado y furioso contra a hablar con Dios.  Le reclama, le resonga, lo reta, y cuando descargó todo lo que tenía que decirle, incluídos sus insultos, en la calma escucha de voz del mismito Dios una fráse tranquilizadora y chida, así él comprende lo egoísta que ha sido por querer tener a la mamá aun sufriendo en su agonía. Para mí, hubiese sido mejor que le curara su agonía sin que ella muriera, pero bueno; mi cábeza no comprende como trabaja Dios.

Pero si tu no logras escuchar esa voz y ya te me estás desanimando, ¿qué pensarías si te dijera que realmente nadie la escucha?.

Vamos a ver, cuando estás aprendiendo a leer, te enseñan a leer en voz alta, para que así traduzcas los simbolos impresos en sonidos que tu ya estás acostumbrado a decodificar para comprenderlos. Esta transformación se hace de manera casi automática, que incluso podemos escuchar como si alguien nos estuviése hablando, en un área del cérebro ubicada cerca de los sienes.

Sospecho que las personas que “hablan” con el santísimo, en realidad están usando esa parte de su cérebro que les ayuda a leer. Si, suena tonta mi suposición, pero igual la pongo porque, es mi blog.

La perrada que escucha al Santísimo tal vez tenga tan entrenada esa sección de su cérebro , que ellos pueden llegar a creer que incluso hay alguien más, con voluntad propia y ajenos a ellos, dentro de su cábeza hablándole. Es más, algunos no terminan de decir dentro de su mente una pregunta, cuando esa área ya está casi casi interrumpiendo queriendo dar la respuesta.

Supongo que mucha perrada experimenta este fenómeno y se cree que realmente hablan con Dios.

Resumiendo, tal vez sea simplemente un juego bobo en el que ellos se preguntan, y haciéndose los mensos, ellos se auto respondan. Sin émbargo, aun no puedo descartar del todo que tal vez, realmente Dios hable con nosotros.