Mi apreciación sobre “Don Quijote de la Mancha”

Hace algunos meses pasaron en la radio una canción infantil donde preguntaba: “¿tu sabes quien fue Don Quijote?”.
No fue sino que hasta mi esposa me preguntó sobre estos dos personajes que me llegó la curiosidad de saber por saber acerca de Don Quijote y de su escudero Sancho Panza. Que, hasta ese momento, yo solo recordaba turbiamente de alguna caricatura que alguna vez vi, y de un capítulo del chavo del ocho y el profesor Jirafales.

Nop, no leí el libro, en su lugar escuché la grabación de alguien que lo leía en voz alta, y me entretuve por un par de semanas.

El libro me parece divertido e irónico, casi al grado troll, pero para mí no fue lo que yo esperaba de una obra por la cual se dice que es la máxima obra de la literatura de habla española y bla bla bla. De enseñanzas moralistas o ideas para reflexionar, tiene muy pocas, y es hasta cierto punto es una obra tediosa y repetitiva.

Por citar un ejemplo de un cuentito para imaginar por un rato que haría yo en ese zapato, es “Trueque Mental”, de Robert Sheckley. Lo sé perrada, no es un buen libro, pero lo cito porque es uno de los poquitos libros que he leído. Bueno, en este cuento el personaje toma el cuerpo de un ser que debe cazar a otros seres, para conseguir algo de dinero. Después se da cuenta que esos otros seres han sido tomados por otras mentes de otras personas, y que están ahí, al igual que el personaje principal, para ganar dinero.

En Don Quijote simplemente no tengo nada, ni esa conexión.

A lo que recuerdo. Don Quijote era una persona como de 50 años de edad, de apellido Quijana ( o Quezada) de clase media alta que tenía una casita con un mini rancho, y él era muy adicto a leer libros de caballería. Supongo que si yo hubiese leído alguno de esos libros que menciona Don Quijote hubiese sentido mayor empatia, pero regreso.
Este señor estaba enviciado de los libros de caballería y hasta dejaba de comer o dormir por leerlos. Fue así que su cérebro le comenzó a fallar y un buen día, se le ocurre que debería él convertirse en “caballero andante”, tenía un caballo todo flacucho, pues, este señor tenía muy descuidados a todos sus animales, además tenía algunas armas viejas, incompletas y oxidadas, creo que eran parecidas a las de un caballero, o tal vez solo eran adornos, no estoy seguro, en el libro me parece recordar que le pertenecieron al abuelo del señor Quijana.

Siguiendo algunos libros de caballería, decide cambiarle el nombre a su caballo, después se cambiaría su propio nombre y por último, se inventaría un amorío entre él y una mujer que ni lo pelaba. Si les preguntan, al caballo le llamó: “Rocinante”, él mismo se cambió de nombre a “Don Quijote de la Mancha” (porque vivía en una aldea perteneciente a la región de la Mancha, España), y por último, el nombre de su amada se llamaba “Dulcinea del Toboso”.

De aquí, en adelante, se le recuerda al lector constantemente que Don Quijote todo lo que veía lo quería encuadrar a lo que decían sus libros de caballería. Primero llegó a un burdel, me imagino que porque este señor nunca había salido de su pueblito, y porque quería vivir las aventuras de un caballero andante, entonces se convenció a si mismo que el burdel era en realidad un castillo. En todos los diálogos de Don Quijote, intenta imitar a la lengua de los caballeros,  que para 1605 que se escribió esta obra, algunas palabras ya estaban en desuso. Total, que a Don Quijote, poco se le entendía.

El dueño del burdel, trolea a Don Quijote, le sigue el juego de que él era rey, y ordena a Don Quijote como caballero andante, además le da como consejo que se consiguiera un escudero. A partir de aquí, siendo un señor flaco, sedentario, sin saber pelear, y además chiflado, se mete en varios líos donde le ponen tremendas golpizas.

En la primera golpiza, lo llevan de regreso a su aldea, de ahí un vecino quien no tenía dos dedos de frente, llamado Sancho Panza, se deja engatuzar por Don Quijote, y éste le promete una “ínsula” para que Sancho pudiera gobernar.

Los dos partieron un día buscando aventuras que le consiguieran fama y fortuna, (nop, no eran desinteresados). Don Quijote iría montado sobre su caballo “Rocinante”, y Sancho Panza montado en su burrito.

Les ponen varias golpizas, tras cada golpiza, Don Quijote evoca a su “Dulcinea del Toboso”. Y  en una de esas tranquizas, Don Quijote decide someterse a un auto castigo, que se yo, algo así como aislamiento revuelto con huelga de hambre, alejado en el monte. Sancho Panza le suplica que lo deje regresar a su casa, Don Quijote accede a la petición y le encarga que le lleve una carta a su “Dulcinea del Toboso”, y le ofrece como pago parcial unos pollitos, (trato que deja escrita en la misma carta).

Cuando llega Sancho Panza a la aldea, se da cuenta que ha perdido la carta, se lamenta por haber perdido la carta, aun así, aceptan darle los pollos, y le piden que los lleve con Don Quijote. Sancho Panza se niega y les dice que antes debe enviarle la carta a Dulcinea. Le piden que dicte la carta y le prometen que alguien se la llevará a Dulcinea, pero a cambio debe llevarlos cuanto antes con Don Quijote. Cuando Sancho Panza dicta la carta, pero como él no sabe leer y solo medio recuerda lo que le dijo Don Quijote, pues resulta que comienza a dictar puros disparates, cosa que me pareció muy cómico, y creo que muchos programas de comedia siguen acudiendo al recurso de “la carta mal leída”.

Llegan con Don Quijote, antes encuentran a un loco quien le puso una golpiza a don Quijote, luego conocen a otra fulana , y más tardes se unen otros personajes secundarios con tramas largas, enfadosas que poco tienen que ver con. Todos acuerdan seguir la corriente a Don Quijote y engañarlo para que se deje llevar de regreso a la aldea.

Sancho Panza está como confundido, como que sospecha que Don Quijote está loco, pero a su vez, no quiere renunciar a su “ínsula” prometida, realmente le quiere creer. En fin, se debate entre creyendo y no durante el viaje de regreso.
Y por fin, regresan a Don Quijote, se menciona que murió varios años después y que no hubo algo más de especial.

Tengo entendido que hay una segunda parte, donde según el profesor Jirafales, Don Quijote recuperó la memoria. Wikipedia dice que se llama “El ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha”, (el primer libro se llama “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”.

Con lo que me quedo, Don Quijote le reclama a Sancho Panza por su cobardía y más o menos le dice algo así: “si no tienes valor para pelear, entonces cualquier ínsula que le sea dada la va a perder”; las palabras exactas no las recuerdo, me queda confiar en que la idea sea la correcta.
Otro dicho de Don Quijote que me hace sentir como que no cuadra. Durante casi toda el cuento de Don Quijote, se recalca en que Don Quijote creé que las historias de caballería son todas verdaderas. Pero no me cuadra que Don Quijote le dijera a Sancho Panza  que en sus libros no se narraba a los caballeros tal como eran, sino tal como deberían ser, para que así otros caballeros pudieran seguir un mejor ejemplo.

Lo que no me gustó es que Don Quijote en dos ocasiones golpea en la cabeza a Sancho Panza con un fierro, y es narrado como si ésto fuese algo muy gracioso, incluso la respuesta de Sancho Panza es chusca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.