Contacto extraterrestre

Desde muy pequeño me ha fascinado la idea de contactar con seres extraterrestres. En mi mente, la idea de alienigenas amistosos era muy factible y también compartía esta idea con algunos adultos. Osea, ¿cuánto chido sería un trueque tecnológico entre los extraterrestres y yo?, yo les daría un trompito, y ellos me darían un portal interdimensional.

Trueque con los aliens

Muy pocos recuerdan que a finales de 1990 se decía que los extraterrestres por fin se iban a revelar ante nosotros, y que sería tan común ver sus naves flotando sobre nuestras ciudades, tan común como sería ver a los propios aviones. No le pusieron fecha, le pusieron un estimado de una década, y… nop, pues no sucedió.

De Jaime Maussan  supe de él, cuando él salía de vez en cuando en un programa llamado “60 minutos”. Un programa que le tiraba a ser cientificoide, y usaba el mismo discurso que usa ahora, que ya están los extraterrestres aquí, que ya hay contactados, que nos tienen un mensaje de paz y amor, y que nos advierten sobre el mal uso de las bombas atómicas. Y yo no solo le creía, sino que yo creía que Jaime Maussan realmente era un periodista científico respetable. Hubiese desarmado y dispuesto responsablemente cualquier bomba atómica que tuviera en ese momento tras escuchar a sus invitados contactados.

Se me cristalean mis sueños del tercer tipo

Hubo una época de mi vida que estaba ansioso por saber acerca de extraterrestres reales, veía en los puestos de revistas las revistas. Alguna vez quise comprar una, pero un primo mío me aconsejó que no estuviese creyendo todo éso, que nomás perdería mi dinero.

Cuando pude entrar a la universidad y comencé a aprender sobre computación, me quedé con los ojotes pelones al ver que yo mismo podría poner un “OVNI” 100% real usando una computadora 486 de tan solo 66 MHz (ya obsoleta). Entonces, supuse que tal vez, no todas las imagenes exhibidas en la TV sobre OVNIS provenían de gente desinteresada y con ganas de establecer contacto, como yo.

Autentico OVNI

OVNI auténtico y chido sobre vuela la capilla de San Juan Parangaricutiro

Ahora creo que nunca vinieron

Me fui dando cuenta poco a poco que tal vez nunca estuvieron aquí los extraterrestres. Y no fue fácil llegar a esta conclusión, pues mis ilusiones de ver un OVNI constantemente eran alimentadas por una u otra persona de mi entera confianza, haber visto ya sea una nave, ya sea un ser enorme flacucho. Durante varios días seguidos, como faltando 19:45 horas, más o menos, siempre se veía un punto luminoso cruzar el cielo a gran velocidad, en dirección como de sur hacia el norte. Hasta ahora no sé que era.

Pero, es que no hay nada. Hace unos 4 años mi esposa y yo vimos en el cielo de Zapopan una bola brillante de luz blanca y rodeada de luz azul. Un azul parecido al relámpago. Parecía ascender en línea recta para luego descender zigzagueando. ¿Tal vez era un alien?, pues no, resulta que sobre el rumbo en que vi tal luz, hay una persona que tiene un avión grande que se ilumina de manera hermosa con luces led.

Y así una tras otra se fueron cayendo mis creencias en los extraterrestres, a otras, simplemente ya las ignoro. Que las luces sobre el mar durante un terremoto que viví de niño, resultaron ser gases ionizados. Otras, de plano no sé que las ocasionó, como lo del platillo en el lago de Chapala, pero en fin.

Tal vez no sea tan buena idea que nos visiten

Y es que tal vez las desilusiones ahora han creado lo contrario. Sigo creyendo en la posibilidad de que exista vida extraterrestre en millares, sino es que billones, de planetas. Tampoco dudo que en algunos miles de esos planetas, sea posible que existan seres tecnológicamente más desarrollados que los seres humanos.

Mi problema ahora es que ya les tengo miedo de que nos visiten. Sucede a lo largo de la historia, los españoles llegaron a México y les dieron en su mandarina a los nativos, los ingleses llegaron a Estados Unidos, y diezmaron las poblaciones de nativos y de búfalos.

Si nos vamos a ver la naturaleza, cangrejos gigantes invasores están poniendo en jaque varios ecosistemas marinos.

 

Sapos llevados a Australia les han puesto una buena tunda a los anfibios originarios australianos, prosperan porque no tienen depredadores, y además son super tragones. En las costas cerca de la florida, tienen a un pez venenoso que no se a quien se le ocurrió la idea de que sería bueno tener unos cuantos en sus playas.

Hay algo más que tiene que ver con la abundancia de los elementos químicos en el universo. Entonces, como es de esperar, algo tan simple como un protón y un electrón sería muy abundante, y sí, el hidrógeno es el elemento más abundante del universo, seguido del Helio y del oxígeno. Pero, nuestro carbono tan querido y amado porque el azúcar y la grasita son casi puro carbono, total, el carbono es 19 veces más escaso que el hidrógeno. Y ni digamos del potasio, ese potasio tan útil y abundante en los plátanos, ese potasio que nos ayuda mucho en las funciones de nuestro cérebro, pues parece que no está tan disponible en el universo.

Si nos invade una flota extraterrestre, no vendría en son de paz a traernos un mensaje de amor y ternura. Tampoco se nos presentarían como los “hermanos mayores”, nooo.
Ellos no se van a andar con payasadas, vendrán por los elementos químicos escasos pero necesarios para su vida. Veamoslo alrevés, supongamos que nos curamos de todo y que llegariamos a vivir 200 años tras comer unos seres gelatinosos extraídos de un planeta accesible para nosotros, que nos tardemos en llegar y regresar unos 5 años.
No creo que nosotros intentemos comprender a esos ositos gominola, nos van a importar muy poco si el gelatinoso verde está enamorado del gelatinoso amarillo pero que no sabe como decírselo. Yo quiero vivir 200 años más, y entonces yo me los comería a los dos.

Por éso ahora creo que los extraterrestres inteligentes super avanzados con naves super chulas nunca han venido a visitarnos. Y como prueba tangible que tengo, es que nosotros aun seguimos aquí, seguimos vivos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.