Claudia “la embarazada” es leyenda

:S Nuevamente escuchando a un spot en la radio que supuestamente intenta transmitir el mensaje de que no es buena idea embarazarse cuando son menores de edad.

No sé quien del gobierno lo escribió, pero está tan estúpido que parece que lo escribió el copetudo personalmente.

El spot comienza hablando sobre una monita llamada Claudia, se menciona que era muy inteligente y estaba a punto de convertirse en una leyenda. Después la trama de Claudia tiene un giro, por no esperarse ni cuidarse, que quedó embarazada, y ahora es leyenda por convertirse en la embarazada más joven de la escuela.

Lo dicen como si fuera muy vergonzoso tener un hijo. ¡Ay Dios mío!, y luego toda la escuela se va a enterar, ¡Uy no, que barbaridad!.

Entonces me dirán, no, lo vergonzoso es que no se esperó o “se cuidó” al tener relaciones sexuales.

¿Lo vergonzoso es que se sepa que tuvo relaciones sexuales?, osea, que si no resulta embarazada, entonces no hay porque sentir vergüenza?. Es casi como decir: “vergüenza es robar y que te cachen”.

No recuerdo si este personaje llamado Claudia estudiaba la secundaria, pero me imagino que va dirigido hacia las señoritas que están estudiando secundaria o preparatoria. Y creo que por la manera de pensar de estas señoritas, esta campaña va a fracasar.

¿Por qué?, porque aguantar el bulling en la escuela es un precio barato a cambio de tener un bebé. Porque cuando el bebé nace, los abuelos se vuelven locos de alegría, y si corrieron a la señorita de la casa, pues le volverán a abrir las puertas.

Es verdad que el padre del bebé seguramente la abandonará, sufrirá de bullying y acoso sexual porque en la mente de muchos hombres, creen que esta muchachita es una facilota y no es exigente al elegir pareja.

El gasto económico es alto, y más si el bebé es intolerante a la lactosa, o rechaza la leche materna. La leche de fórmula cuesta como $400 pesotes la latita, que no dura ni la semana.

Otra cosa en contra que tendría es que a esa edad, la señorita aun no estaría madura a nivel emocional, podría ser que su frustración porque el bebé no deje de llorar, o porque simplemente no pueda dormir (cuando son bebés, hay que alimentarlo cada 3 o 4 horas, el bebé no sabe cuando es de noche o de día). Esto puede provocar irritación, que la madre no podría manejar y estallaría en rabia golpeando al pobre bebé.

Este cuadro aun se complicaría mucho más si la señorita es expulsada de su hogar, pues tendría que encontrar algun trabajo, y dada la urgencia por el dinero, tomaría cualquier tipo de empleo, muy mal pagado, por supuesto, pero se aferraría con uñas y dientes a ese empleo, por no evitar que no le falte nada a su hijito.

Y todas esas contras, pues parecen precio barato, con tal de ver al bebé crecer y reír muy feliz.

Ahora que, si la señorita cree que contará con el apoyo de sus padres, pues asumiría el riesgo de quedar embarazada y sufrir de “la vergüenza de ser leyenda de la éscuela”.

Creo que deberían apelar a otra desventaja, que no sea la de “ser la leyenda”. Porque la señorita diría: “soy como soy y no me importa lo que digan de mí los demás”. Así que la vergüenza de “ser la leyenda”, no le detendría para entregar su tesorito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.