Cuatro dias de obscuridad apartir del 24 de agosto

Me enteré de que está circulando una nota acerca de que apartir del 24 de agosto de este año (2015), va a ocurrir un fenómeno físico que ocurre cada 26,000 años.
Disque los científicos ya lo saben “el eclipse galáctico” o “las eternas 96 horas de oscuridad”. Y que disque también los mayas y hasta la virgencita de Fátima y no sé que tanto.

La explicación que dan es rídicula:

“Al pasar nuestro sistema solar frente a la brecha oscura de la galaxia, probablemente esta brecha absorbería todos los fotones y al estar el sol entre la tierra y esta brecha oscura, evidentemente la luz del sol no llegaría a la tierra”.

¿Por qué?, bueno, un objeto que tenga una fuerza tan enorme como para “absorber” los fotones del sol y dejarnos a nosotros a oscuras, pues también podría “absorbernos” a nosotros, digo, por lo menos al sol y a los 5 planetas más cercanos a éste.
Osea, seríamos atraídos hacia este objeto. Pero no se preocupen, no sufriríamos nada si nuestro planeta choca contra ese objeto, puesto que nosotros ya estaríamos muertos mucho antes de notar que nos quedarnos completamente en tinieblas.

Para que se den una idea, si una persona de 1.8 metros se cae de un avión sin paracaídas, y choca contra el suelo a una velocidad de 200 km/hr, cayendo de pie, pues su velocidad sería cero hasta que su cabeza choque contra el suelo también.
Recordando nuestros cursos de física.
velocidad = distancia/tiempo,  tiempo = distancia/velocidad.
tiempo = 1.8m/200000 m/hr =  0.000009 horas, Osea 0.0324 segundos.
La fuerza que actuaría sobre esta persona es igual aceleración por su masa, supongamos que tiene una masa de 90 kilos.
 la aceleración es igual a:
aceleración = velocidad/tiempo = 200,000/ 0.0324 = 6172839.50617284 m/s2
fuerza = masa por acelaración = 6172839.50617284 * 90 = 555555555.5555556 newtons.
Todos nos podemos imaginar los resultados de esta fuerza actuando sobre esta pobre persona.

Ahora imaginen que nos sucedería con un objeto, que capaz de absorber los fotones de nuestra luz solar, y que la fuerza de gravedad de ese objeto sería unos cuantos millones de veces la fuerza con la que una persona se deforma al golpear contra el suelo con una velocidad vertical de 200 km/hr.

Hmm, sobre la parte que dice que cada 26,000 años se repite, también es falsa. ¿Cómo puedo estar seguro de que no ha pasado antes?, bueno, porque aun seguimos aquí, vivos. Con una vez bastaría para que nuestro planeta pasara a formar parte del otro objeto, destruyendo casi toda la vida. Tal vez algnos organismos extremofilos puedan soportar la enorme gravedad, pero no sobrevirían los seres humanos, los mamíferos, las aves, insectos, etc.

Recomiendo a táller Lavisa

El miércoles pasado otro conductor golpeó mi carrito, con su defensa en la rueda trásera izquierda. Dejando parte del guardafangos sumido con un horrible rasguño, y también el rin rayado. Muy triste la estampa aquella.
El ajustador de mi seguro me recomendó a “Lavisa”, un taller que está en Mariano Otero casi en frente de la Kodak.

Antes de llevarlo ahí, busqué referencias en el internet sobre Lavisa, solo encontré un par de ellas, y una recomendación. Sin embargo, al checar bien una de las quejas (que querían cobrarle como $12,000 o $13,000 a la doña por cambiarle cosas que ni siquiera revisaron), pues no me pareció tan grave. Es muy lógico que si se te rompe una pieza en un motor, las piezas conectadas a las de la falla, de alguna u otra manera también van a fallar, la mejor garantía de no regresar al taller es que te cambien todo el juego. Por ésa razón descarté la queja, y de la otra ni me acuerdo. 

Total, que se quedó mi auto en ese táller el miércoles por la tarde, y apenas ayer martes me lo entregaron. Además del golpe, le quitaron otros rayoncitos. Me lo dejaron muy bonito, como nuevo.
La calidad del trabajo es bastante buena, ya digamos que excelente, con ganas de recomendarlo. 
Tiene algunos puntos que mejorar, por ejemplo la página web http://www.grupolavisa.com.mx en donde segun muestran el progreso de la reparación. que en realidad no se cambia de estatus “patio”, y eso causa algo de estrés para el cliente.