Porque no hacer bromas en la radio”

Hasta hace poco, uno de mis programas favoritos de radio era uno chilango llamado: “El panda show”. En este programa, perrada de la audiencia le habla al locutor “Antonio Zambrano” alias “el Panda” y le pide ayuda para hacerle alguna broma a algun familiar, amigo o conocido.

La manera de pedir la broma es enviándole un correo a quierounabroma@yahoo.com o un mensaje por tweeter a @quierounabroma. Y si ellos llegaran a pensar que la broma es graciosa se ponen en contacto con el solicitante de la broma durante el programa.

No tengo nada contra ese programa, de hecho me gustaba mucho. Ellos han sacado bromas que me han hecho reír bastante, tanto que me doblan de la risa, asì, a carcajadotas.

Este programa se transmite de lunes a viernes de 20:00 hrs y dura dos o tres horas. Yo lo escucho por el 1230 AM desde ranchomulco, Jalisco.

Y aunque me guste, solo quiero advertirles a mis dos o tres lectores que lleguen a leer este post, que se abstengan de pedir una broma. Creo que este tipo de bromas, además de dejarles un muy mal sabor de boca al bromeado, pues influye negativamente en los sentimientos de estima y confianza hacia el responsable.

De las bromas que más pueden dejar fracturas en las relaciones entre solicitante y víctima, creo que son las que se les hace a la novia o novio, esposa o esposo del bromista, y en donde el tema de la broma es el rompimiento de esa relación. Seguido se le incluye la amenaza de quitarle a los hijos para que no los vuelva a ver.
El otro tipo de bromas que me parece cruel, es la que se le hace a la persona que anda buscando trabajo.
 

Son muy pocas las bromas a las que el Panda les ha dado seguimiento, y son tantas que ni siquiera recuerda de las bromas que hizo la semana pasada. De hecho, pues son ya rutina para él y le vale queso lo que suceda después. Mientras le de “raiting”, y no lo metan a èl en apuros, pues chido para èl.

Durante el tiempo que escuchaba su programa, he notado cierto patròn que sigue el Panda. De alguna manera, las ha sistematizado para que la broma fluya, evitando tiempos muertos y asì mantener entretenida a la perrada. Esa forma de hacer las bromas, pocos locutores la tienen, y eso hace que las bromas del Panda sean de mis favoritas.

 

Fase de presentación
Esta ocurre cuando el Panda se contacta con el que pide la broma, le pide que describa la idea de su broma, el motivo para realizarla, y es aqui cuando, si el Panda siente que es demasiado fuerte o demasiado lela, pues propone cambiarle parte de la broma, o definitivamente toda.

Durante esta fase, el Panda intenta con el solicitante establecer un sentimiento de “complicidad”, como para que el solicitante confié en el Panda y obedezca las instrucciones que el panzón le da. Después de todo, una buena broma facilmente es echada a perder con una pálabra equivocada, o con el tono de voz. Y al Panda le interesa que la broma salga chistosa para mantener o crecer màs su raiting. 

Si el solicitante de la broma no se sabe expresar, tartamudea, repite, se traba, o sencillamente, si tiene una voz peculiar, pues el Panda lo usa de patiño. Más o menos es cuando el pez remora, que se acerca al tiburón para conseguir un bocado fácil, termina siendo comido por el tiburón, por haberse atarantado.

Desde aquí comienzan los efectos negativos sobre la víctima, pues no es raro que el bromista le avise a amistades en común, y en estos momentos, la víctima es balconeada, sin poderse defender.
Por lo general, la perrada percibimos que la victima se merece la broma, porque hasta ese momento, lo ùnico que sabemos de él o ella son aspectos negativos de su personalidad.

Si se trata de la pareja que va a hacer terminada, pues la perrada percibe que esa persona es demasiado celosa.
Si la broma es sobre alguien que busca trabajo, la perrada podriamos percibirlo como que la victima es muy holgazán, vividor.

Pero en la mayoría de las bromas, la víctima es presentada como si fuese intelectualmente inferior a la perrada promedio.

Durante toda la broma, se puede mantener esa impresión, después de todo, el Panda y el bromista le llevan la ventaja a la víctima, y saben que bajo las condiciones planteadas durante la broma, la víctima no las sabe manejar, y cae por lo regular en el rídiculo, o es superada por su miedo.

Fase de contacto con la víctima

Durante esta fase, se intenta llamar a la vìctima por medio de una de las 3 líneas, tengo entendido que una de las líneas aparecerá como “Privado” en muchos de los teléfonos. Nada les da más coraje que no poder contactar con la víctima seleccionada.

Si la víctima sabe de la broma, o está escuchando el radio. Definitivamente este es el mejor momento para arruinarle la broma. 

Si el Panda comienza la broma, con la información proporcionada por el solicitante, intenta convencer a la víctima de que esa llamada corresponde a una situación real. Si el solicitante comienza la broma, pues la fase es más corta y la vícitma acepta como valida la llamada tras unos cuantos intercambios de pálabras, un hola, saludos.

Fase de “enganche”

Una vez que la víctima da como auténtico a su interlocutor, o interlocutores. Se le intenta convencer de que el tema central de la broma es real, por lo regular, la rechazan, y el Panda o el bromista, agregan elementos para convencer a la persona.

En esta fáse, el objetivo es que la víctima se enoje o que llore. Pero en otros casos, es crearle falsas esperanzas acerca de que recibió un premio o que consiguió su trabajo anhelado.

Fase de intensificamiento

Después de haberle alterado el estado de ánimo a la víctima, y después de cortarse la comunicación con ésta. El Panda y el bromista se burlan de la reacción de esa persona.

A mi me parece que es un acto ventajista, pues para el bromeado, la situaciòn es nueva, mientras que el bromista ya la llevaba preparada con varias horas, o dias, y tiene como aliado al Panda.

Durante esta fase, a menudo se usan elementos reales que saben que le van a lastimar a la víctima. 
Si la broma es sobre un premio  o un trabajo, o mejorar su sueldo, pues los elementos usados para lastimarlo son los de su autoconfianza, poniéndole a prueba sus habilidades para hacerlo quedar como tonto.

Si la broma es sobre terminar un noviazgo o matrimonio, igual, se le echara en cara muchas veces situaciones que deberían quedarse en privado para la pareja.

En otras ocasiones, el Panda impersonifica a alguien con autoridad, y con sus gritos asusta a la víctima.

Fase de Climax 

Una vez que se tiene a la víctima llorando a moco tendido, o que revie;