Que hacer si se te pierde el celular”

Hace unos días escuché en la radio a unos super mega ñoños expertos en seguridad informática que hablaban sobre un experimento que demostraba lo vulnerable que somos la perrada en caso de que un celular se nos pierda.

El experimento consistió en dejar 30 teléfonos en lugares públicos de 3 ciudades distintas. Cada uno de los célulares tenía una especie de “logger” para registrar cualquier actividad que ocurriése en el teléfono. Los teléfonos contenían fotografías, documentos “personales”, documentos de trabajo, las credenciales grabadas para entrar a una cuenta de facebook (osea que no les pedía ni usuario ni contraseña para abrir esa cuenta). Lista de contáctos, mensajes SMS grabados, y otras monerías.

De los 30, solamente 5 teléfonos fueron devueltos, ninguno de esos 5 era de los del DF. También decían que en la mayoría de los teléfonos, la perrada revisaba TODO, incluso intentaron adivinar la clave de supuestos documentos de trabajo protegidos con contraseña.

Esto ya es de preocuparse, ya no era solamente que perdías los 900 pesotes que te costó tu telefonillo chino, sino que ahora les habías dado a las ratas una arma (información) para extorsionarte, paniquearte, secuestrarte o hasta pastelearte.

Y dan como consejo que le pongas password a tu teléfono, si es que no lo tienes. Ok, muy válido el cónsejo, claro que es una lata estarlo escribiendo cada vez que quieras usar tu teléfono, pero más vale ponerle una piedrita en el cámino de las ratas.

Otro consejo que les daría, que información sensible de su émpresa, o información sobre cuentas bancarias, o passwords para usar banca en línea, u otra info por el éstilo, no la carguen en el teléfono, igual con fotos, etc.

Se me ocurre que sería bueno que descargaran periódicamente fotos y archivos de su célular a su laptop.

Es mejor guardar el teléfono dentro de las bolsas del pantalón o la chamarra. Si llevas tu célular en su estuchito colgando del cinturón, lo más probable es que en alguna pláza comercial, niños son usados por las pandillas de robacelulares para ir jaloneando o cortando los ganchos que sujetan al celular al cinturón. Es comun ver a estas cuadrillas de roba celulares en eventos públicos, como en expo guadalajara, conciertos, exposiciones de otro tipo, estadios, en fin, lugares donde la perrada está casi siempre de pie.
Entiendo que algunos de ustedes son muy nenas y no quieren que se les raye su smartphone con la tela corriente de sus pantaloncitos; seguro que ni siquiera le han quitado los plástiquitos que vienen de nuevo. Como sea para mí es mejor rayado que extraviado.

Otra idea que les puedo dar, es que nunca lo peguen en el parabrisas de su auto. Sé que se ven muy chidos ahí, y que le dan a entender a la perrada de que ustedes son más avanzados que los demás porque se están guiando con tecnología GPS para ir del walmart y de regreso.
Sin émbargo, puede pasar un motoratón y arrebatarles su célular, ok, tienen los vidrios arriba, pero, ¿han visto como se rompen con un pedacito de cerámica?. Tal vez sería chido reforzar los vidrios, pero más chido es no ser tan presuncioso y evitar tentar a los ratas.
Mejor ni dejar el célular a la vista en el auto.  

Pero si a usted, querido y chillòn léctor, se le perdió su célular. Pues no hay mucho que pueda hacer para recuperarlo, pero ahi te van algunas sugerencias que si bien no lo recuperas, te harán sentir muy frustrado, impotente, enojado y decepcionado de México y su gente:

  1. Llama tan pronto y no lo encuentres, no le dediques más de 5 minutos en buscarlo. Mientras más tiempo dejes pasar, quien lo tenga se encariñará más con su nuevo celular y menos ganas tendrá de regresarlo.

    Sé amable con quien lo tenga, no le ofrezcas mucho dinero de recompensa, es mejor hacerte el pobre que sembrar la idea de que tu télefono vale más de lo que se ve. Si podrías hacer que hable una mujer, sería mejor, el tono de las mujeres es más dulce, suena menos y suena menos amenazador, si es que quien lo tiene teme regresartelo porque cree que le darías una golpiza.

    Si vas acompañado con otro que tenga célular, pidele que te marque a tu número, si estás en un walmart, soriana, o de esas tiendotas, pideles a los de servicio a clientes que hagan mención en toda la tienda por los parlantes de ésta. Más o menos sonaría como: “atención, al cliente o asociado que se encontró un célular ZTE de los más baratitos, fávor de no ser ratas y llevarlos a atención a clieeeeente”.

    Tristemente, mucha de la perrada piensa: “No se lo voy a regresar porque yo no podría comprarme uno y él si puede comprarse otro”, si tuvieses la suerte de que pensaran en regresartelo, entonces entra en juego el círculo de amistades cercanas que lo harán sentir como un tonto si regresa el célular. Al menos en México, para muchos el honor es síntoma de pendejismo. Ni modo, a seguirselo pagando en coppel durante los siguientes 17 meses.

  2. ¿Alguna vez escuchaste que podrías hacer algo con el IMEI?, bueno, si aun tienes la notita de compra, o la cajita de nuevo, puedes buscar un número largo de 15 dígitos, lo más seguro es que esté escrito a mano, por la persona que te lo vendió y mientras te escribía te pidió que lo conservaras, que era importante para bla bla bla.
    Ok, si lo tienes, pues támpoco hay mucho que hacer. Solo llamar a la compañía que te ofrecía el servicio de la línea de este smartphone y decirles que se te extravío, cuando te lo pidan, les dices el IMEI de tu aparato, aunque por lo general con tu nombre y tu número basta. No era tan importante guardar tu IMEI después de todo.
    ¿Con éso lo localizan?, pues no, lo que van a hacer es bloquearlo, así no podrá tener una línea en esa compañía y tu recuperarás tu número de celular.
    Por supuesto que ellos lo pueden llevar a desbloquear para poderlo usar en otra compañía, pero igual reportálo, al menos los harás gastar tiempo y dinero en el desbloqueo.
  3. No entres en pánico. Si bien es cierto que ahora los secuestros son para la perrada comun y corriente, que lo hacen hasta por $10,000 pesotes y que tu télefono les proporcionaría mucha información que podría ser usada para secuestrarte, o secuestrar a alguno de tus contactos.
    Pues no te preocupes tanto, piensa que esa misma información que usarían para secuestrarte y que estaba en tu télefono, la pudieron haber obtenido consultando a tu vécina la chismosa.
    Así que aunque no hubieses perdido tu télefono, correrías con casi las mismas posibilidades. Estresarse no ayuda en mucho, lo que si ayuda es estar atento a ver que sucede a tu alrededor.
    Si ves autos o camionetas desconocidas estacionadas en el mismo lugar por varios días seguidos, o si ves a desconocidos que te preguntan por tu vécino y te aseguran conocerlo, pues lo que te queda es reportarlos. La neta tengo muy poca idea de como evitar un secuestro, pero, hmmm, perder tu télefono no inclina mucho la balanza si es que ya te tenían fichado. Y si no, pues es;

¿Cuánto hay que dar de diezmo?

Si eres de la perrada en la que tu religión te pide que des “un diezmo” y andas afligido porque quedas bien apretado si cumples y das el 10% de lo recibido. Pues te tengo 2 soluciones  que te pueden salvar.
La primera, no des ni un peso, estarías incumpliendo con el 5° mandamiento de la ley de la Santa Madre Iglesia. En donde claramente dice que debes cooperar con las necesidades de la Iglesia, y el dinero es una de ellas.
No se te ocurra decir que en la Biblia no se menciona nada sobre diezmo, que estos carambas que se autoproclamaron como representantes de Dios en la tierra, se saben de pies a cábeza la Biblia y te pueden escupir varios fragmentos en donde dice que debes pagarle a Dios através de sus ministros (osea ellos). Si te basas en el nuevo testamento, te sale peor, porque ya no solamente te pedirían el 10%, sino que te dirán que debes dar sin réservas.
Cambiarte de religión no te soluciona nada,ya que en la mayoría de las religiones se cobra algun tipo de diezmo. 

Puede que en tu Iglesia publiquen tu nombre en una lista de los que están “atrasados en su pago de diezmo”,  pero que te valga quéso, no serías ni el primero ni el último, en fin, de último récurso, pues deja de ir durante esos meses que más brávos se ponen a corretear el diezmo. De verdad hay cosas más divertidas que puedes hacer un dómingo que estar sentado, incado, parado, escuchando que te regañen hasta por lo que pudiste haber pensado.
Mejor dí que no te da la gana cooperar y hazte pato. En fin, gracias a Dios, la Iglesia ya no tiene tanto poder sobre el estado y no se te pueden negar servicios de salud, seguridad, iluminación, sanidad, agua u otros que ahora ofrece el gobierno. 

La segunda está más lite para los católicos. Y es que ellos mismos comprenden que pedir el 10% sobre lo ganado podría ponerte en ápuros. Entonces, lo debes cálcular así, quitas todos los impuestos, también quitas los gastos que te conlleva realizar tu trábajo, si gastos como el trasporte. Igual, si pagas algun uniforme o insumos, también hay que descontarlo, y hasta puedes como deducir tus compromisos como pago de casa u otros gastos de los que no te puedas salvar. De lo que te quede, en un año, le sacamos la décima parte y éso es lo que debes dar.
Ejemplo:
Si ganas $6,000 pesotes al mes
Le debes quitar lo siguiente, son cantidades más o menos al tanteo:

Impuesto por trabajar (no me lo sé cálcular bien, le hecho unos $300): $300
Seguro Social (más o menos $200): $200
Infonavit: $200
Renta: $2000
Teléfono: $ 250
Electricidad: $100
Agua: $50 
Alimento, transporte y otros gastos: $3000 

Lo sumamos:  $5,800 al mes. Nos quedan $200 pesotes, por 12 meses
son $2,400 pesotes al año. Pero tránquilo, sobre éso hay que aplicarle el 10%. Y ya puedes dar $240 pesotes e irte tránquilo porque estarás cumpliendo.
Mejor hazme caso, no les des nad.