Cupon de Linio

A la perrada que va a comprar por primera vez en Linio México, les quiero compartir este enlace que se supone les va a dar $100 pesotes de descuento en su primera compra
http://r.linio.com.mx/x/X05nJY

 

No le hallo mucho támpoco, pero denle click ahí y a ver que sale. No conozco mucho de Linio, es la primera vez que les compro ahí. Si compran ahí, mucha suerte. 

Actualización 13 de febrero de 2014

Ya me llegó lo que compré, me sorprendió, muy rápido su servicio.

Las super memorias.

Áyer estaba mirando un capítulo de un programa de cóncursos argentino llamado: “super cérebros”, uno de los competidores tenía la cualidad de memorizar un montón de dados, y en orden. Sin duda algo sorprendente, sin émbargo, yo ya lo había visto antes.

De puberto, en la secundaria estaba una muchacha que también tenía una memoria muy fregona, memorizaba con tan solo una léctura casi 10 hojas de los libros de texto. En las clases de poesía, era muy gracioso para mí verla recitar su poema, puesto que parpadeaba en friega mirando hacia arriba constantemente, como si estuviese leyendo de su disco duro, y los ojos fueran los foquitos. Su poema salía hórrible, puesto que al parecer no comprendía lo que estaba diciendo y no mostraba ningún sentimiento, todo el poema era dicho con el mismo tono. Pero para mis maéstros, esa muchachilla era “un genio”.

En la prepa, también conocí a otras fulanas, tal vez con menos capacidad de memoria, pero al menos superior a la mía. Y mi berrinche era que eran consideradas “super cérebros” solo por retener en su memoria incluso libros completos de poemas y formularios de física; aunque ellas no fueran capaces de elegir la fórmula adecuada para resolver algun problema de física.

Si tener buena memoria era la onda, entonces yo también quería una, pero en aquellos tiempos yo no tenía acceso a Internet, y eran pocos los libros que podía encontrar en la biblioteca de la escuela que hablaban sobre éso.
Más tarde, en unos libritos que me vendieron en la prepa que daban consejos de como “estudiar mejor” decían que para mejorar la memoria el truco era relacionar algo nuevo con lo que tu ya sabías.
Por ejemplo, fechas importantes de la historia de México, como el dia de la consumación de la independencia mexicana, es el 27 de septiembre de 1821. Para memorizarla, uno puede recordar algo muy festejado, que el 16 de septiembre se celebra el comienzo de la insurrección independentista de 1810 (año con año nos lo recuerdan), que la guerra de independencia duró casi 11 años y 11 días (no cuentes años bisiestos, porque luego se te cuatrapean las cuentas, es más séncillo recordar 11 y 11). Entonces, ya te queda la siguiente expressión  16 + 11 de septiembre de 1810 + 11, y así esa fecha durará por mucho en tu cábecita.

En la facultad ya no conocí a más personas con memoria apantallante, pero ví en Malcom el del medio, que decían que se imaginaban un circo en donde todos los elementos a recordar cobraban vida y bailaban. En otras películas decían que para memorizar chido, se imaginaban una enorme biblioteca.

Fue hasta hace apenás unos años tuve a un compañero en mi trábajo que en un minuto podía recordar una lista de varios artículos, al ázar, los recordaba en el orden dado, o podría repetirlos al revéz, o si le decías uno, te decía que número era en la lista. Aunque el afirmaba poder memorizar muchos, se me ocurrió ponerle una prueba de solo 20.

Me preguntó: ¿Cuánto tiempo quieres que los recuerde, dos semanas, un mes?. ¡ORALES!, era aun más extraordinario, puesto que quienes memorizan listas por lo regular usan su “memoria de corto plázo”, lo que quiere decir que después de dormir, la lista se les borra.

“Dos semanas”, y conservé la lista guardada para hacerle la prueba. Me sorprendió mucho que recordara 19 de los 20. La pálabra que falló era “bocina”, en su lugar dijo “claxón”, que aunque las letras no tengan mucho que ver, me dio una pequeña pista de su método; él guardaba en su mente “imagenes”, no pálabras. Así que le pedí que me hiciera el fávor de explicarme como le hacía.

No explicó mucho, pues era tan simple que según él no había mucho que explicar. Este método es muy personal de él, y tal vez a ti no te funcione, pero te lo voy a contar para que así puedas desarrollar el  tuyo.

Primero, se imagina todas las letras del abecedario como animales de un circo que están todos juntos en el escenario, dando vueltas. Siempre se imagina a los mismo animales y en el mismo orden, hay aves, burros, camellos, dromedarios, elefantes. El elemento 5 de la lista era “bocina”, así que lo que el recordaba era que el elefante sonaba como “bocina” de auto. Se olvida luego de las pálabras y se guarda la escena viva y colorida, como si hubieses visto alguna caricatura.

Al preguntarle de nuevo, el circo comienza a aparecer en su mente, y ahí está el elefante, con su trompa que suena como claxón.

No, aun no sé como le hace para que no se le olvide al día siguiente, y támpoco sé como le hace para garantizar que no se le olvidará en 2 semanas, o un mes. Y ni idea de como le hace para recordar una lista de elementos cuyo número triplica el número de letras del abecedario.

Ya sea que utilizes este método o uses el de la enorme biblioteca, nomás recuerda que el método no lo es todo, necesitas prácticar y prácticar al menos una lista de unos 10 elementos diario, en lo que se fija en tu mente el método, también necesitas tener tu cérebro correctamente descanzado, osea dormir a tus horas, comer más pescado, para que esté como engrasadito y listo para funcionar, lo menos que puedas consumir de analgésicos, alcohol y otras drogas. Y no sé si el café afecte a la memoria, a mi me gusta mucho el café, pero … hmmm, ya se me olvidó lo que iba a decir del café, como sea, ya me voy.