Muebles Dico a mitad de precio

De recién casados nuestro comedor era una mesita de jardín con dos sillas que me prestó mi suegra, nuestra sala constaba de un bote de 20 litros vacío, una cubetita y ya. La cocina integral era la que la constructora incluyó con la casa (una tarja y una llave que por suerte no me botó en la cábeza). Y de recamara, jaja, bueno recámara nos discutìamos, era un colchón con “Aloe Vera” y con $200 pesos más nos dieron una base para cama.

Cuando por fin pudimos destinar algo del crédito de la tárjeta, nos dimos vuelo visitando las mueblerías de Guanatos y alrededores.

Comenzamos con las que estaban sobre Republica y la 52, luego nos fuimos  a las de Tonalá. Claro, calzada, las que estan cerca del mercado del mar, las de Ávila Cámacho, las del centro, de allá para acá, y llegamos a toparnos con “Muebles Dico, es diconomía”.

Muebles Dico no es de las muebleras más caras, ni támpoco los muebles son de los más chafas que vimos, lo que resalta es en la cantidad tan enorme de publicidad para vendernos unos muebles que son una de dos: Muy caros para ser tan chafas, o muy chafas para estar tan caros.

No quiero asustar a la perrada diciendo que estos muebles son maravillosos como nido de cucarachas. Solamente quiero compartir mi opinión por si desean tomarla en cuenta al momento de elegir sus muebles.

De hecho, los diseños de los muebles, nada malo que decir, la neta nos gustaron mucho, el problema está en entrar en los detalles. :(.

Estabamos buscando lo que sería nuestra recámara y las quejas comienzan aquí. Al abrir uno de los cajones de la cosa esa que lleva el espejo, me encuentro con la tristeza de que el cajón está engrapado. 🙁 De hecho, todo el mueble lo está. Ok, la mayoría de las muebleras visitadas han hecho de las engrapadoras neumáticas sus aliados, menos bronca que al usar el clavo, muebles más rápidos, muebles más chidos, menos personal, justo lo que la perrada estaría dispuesta a pagar.

El vendedor me terapea de mi decepción, que el uso de ensambles, tórnillos y clávos ya está en desuso ante la competencia tan feróz contra muebles de lámina, plástico y tela. “Y es que ya no vas a encontrar muebles así”, me decía. Mientras yo recordaba como mi papá le ponía muchísimo empeño y dedicación en su táller de carpintería, él era de los carpinteros de la vieja éscuela.

Snif, es pósible, el vendedor logró convencerme de bajar mis expectativas en cuanto a fabricación. Aunque me incomodaba el saber que el problema con las grapas es que ceden en un par de años y los cajones se desfundan,  y que los muebles engrapados, al ser movidos de su lugar un par de veces por año, tienen la mala costumbre de descuadrarse y quedar como cheetos. Bueno, ok, mientras los movamos con mucho cuidado, sin arrastrarlos, podrían durarnos más.

Otra cosa positiva que puedo decir de los muebles Dico, (sin contar el uso de las grapas), es que la calidad es áceptable, osea, no se ven chuequitos los muebles, al menos las mesas o las sillas no se tambalean. Durarán unos años viéndose bonitos en tu casa.

Sin ponerme mamón, noté algo muy curioso en la beta de la mádera. ¡El patrón de la beta se repite!, una de las cosas más hérmosas que tiene un mueble de mádera es que la beta lo hace único. Aun un mueble de pino, tiene una beta bonita. Entonces, le tenía que preguntar al vendedor de que tipo de mádera estaban hechos los muebles Dico.

Nos contestó: “están hechos de mádera industrializada”. Mádera industrializada es un término muy bello para no decir que era algo parecido al “aglomerado”. Ok, la “mádera” de los muebles dico no es tan chafa con el aglomerado, está unas dos rayitas por arriba.
El material de los muebles dico es más bien algo como el MDF, cubiertos por una lámina texturizada que le da la apariencia a la beta de mádera. Para mi perrada que no sepa, el MDF lo hacen apartir de mádera, cartón y papel reciclados, todos pulverizados y unidos através de como una sálsa de célulosa, la másilla que sale es aplanada, planchada, es recortada, se le aplica la lámina texturizada y listo.

Tiene ventajas sobre la mádera, la primera es su precio, una “hoja” de MDF es hasta 4 o 5 veces más barata (son precios de hace más de 20 años, si ustedes saben datos actualizados, por fávor compartan) que una de similares dimensiones de mádera. Otra de las ventajas que tiene es que es más ligera y en ocasiones, al MDF le agregan retardadores de fuego, lo que resulta muy útil para quienes acostumbran a dejar sus cigarros encendidos sobre sus muebles.

El problema que tiene el MDF es que se hincha gachamente con la húmedad y se hacen como huécos en medio de la tábla. Las partes más óbscuras y de dificil alcanze para nosotros se vuelven un criadero de cucárachas debido a la húmerdad y cálor que almacenan. Para fregarla más, las cucárachas bebés se alimentan felizmente de este tipo de material, hasta que están fuertotas y grandotas como para atreverse a salir a burlarse de tí en la cócina.

Algo de MDF, fabricado con poco esfuerzo por usar las grapas, debería estar más bárato. Si, si los comparamos contra muebleras que usan aun mádera, los muebles Dico si son más báratos, pero la diferencia es como de una tércera parte menos.

sin émbargo, muebles Dico están más caros que la mayoría de las muebleras  que trabajan con MDF. Bueno, si nos vamos a compararlas contra las muebleras de Tonalá, Muebles Dico está al precio o es más bárato que tales lugares, pero solamente sobre las muebleras que están sobre Av Tonaltecas.

Para finalizar, muebles Dico está

en cuanto a material, igual que el promedio,
en cuanto a calidad en mano de obra, hmm, si, supera al promedio (pero se pierde este punto debigo al material y a las técnicas de fabricación)
en cuanto al precio, está más cara que el promedio.

Yo soy de los que opinan, si te falta 1/3 para comprarte algo mejor, más vale hacer el esfuerzo. Pero cada quien su situación, también es buena estrategia comprar lo que se pueda pagar de contado, para no quedarse sin dinero, si el mueble dura 4 o 5 años, tal vez para ese entonces  los gastos ya sean menores y puedan adquirir un mueble mejor.

3 thoughts on “Muebles Dico a mitad de precio

  1. Te felicito, hay muy pocas personas que saben distinguir entre lo que vale la pena en muebles y los que no, la verdad nosotros mismo tenemos la culpa de que halla porquerias en el mercado como el mdf, pues estamos dispuestos a pagarlo y a un precio caro, actualmente me encuentro con libreros de metro y medio hecho de mdf, en mil pesos y eso a mi se me hace tirar el dinero a la basura!

    • Si, muchas gracias, no soy un sabelotodo en muebles porque no era muy amante de la carpintería, pero algo se me quedó.
      ¿¿¿$1,000 pesotes???, suena chido, casi salgo corriendo a comprar uno. Pero no, una hoja de triplay de 9 mm cuesta casi $400 pesotes. Si llevas tus medidas puedes pedir que te hagan el corte, te cobrarán unos 2 pesotes por corte.
      Tendrías que hacer un corte para emparejar a metro y medio (la hoja mide 1.22 x 2.44).
      Tonces, te queda una hoja de 1.22 x 1.5 y otra de 1.22 x 0.94.
      La primera, la dividimos entre dos para tener arriba y abajo del librerito librerito de 1.5 metros de largo por 60 cm de ancho, ya llevamos 2 cortes.
      Con la segunda,podemos hacer los lados y las divisiones. Si queremos ser más ñoños y hacerle un cajón, necesitaríamos media hoja más.
      de fondo, se le podría poner otra hoja de triplay más delgadita de como 3 cm, nomás para que no tiemble.
      🙁 ya nomás es llegar a tu casa y a armarla. Chin, te gastarías más de los $1,000, pero queda más chido.

  2. Que mueblería recomendarías? Estoy por comprar comedor y sala, pero aún no encuentro algo que me convenza y que este precio promedio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.