Zelda Twilight Princess: pescando para el gato

 

El domingo compré este juego, “Zelda Twilight Princess”, para Wii en $199 pesotes en el SAM’s de galerías. Estaba ahí el jueguillo todo mugroso y abandonado en una de las mesitas que venden los próductos que casi no se le venden y que de echarlos a la básura, a solo ganarles un poquito, pues nos lo retacan a la perrada en la sección de: “outlet”.

Aunque este juego fue calificado por varios tetos y revistas para tetos como el mejor juego del 2006, a mi me parece algo aburrido, sin émbargo, conforme más lo juego se ha ido ganando mi aprecio y ya me he enganchado.

En este juego, tu controlas a una especie de duende maricón. En la versión del Wii, se utiliza el Wiimote (Control Remoto) y el Nunchuck. El mariquita hace varias acciones por sí solo, como agarrarse del borde de un precipicio si por accidente se te cae, brinca o se sube a algunas bardas si se encuentran en su camino y tu sigues empujando la palanquita del nunchuk hacia arriba.

Como es bien mariquita, comienza el juego sin armas y después de conseguirle un pescado al sacrosanto gato, se te da una “espada de mádera” (no se burlen, podría ser péligrosa, se podría astillar el duendecito maricón).

También puedes comprar una resortera, también conocida como “tirachinas”. Ésa la vende la señora Otilia, la dueña del pescado, sin émbargo, no te venderá nada a menos que no regrese su gato a casa.

A un lado de la tienda de la doña Otilia, pasa un río, cruzando el río, cerca de un muelle, a un lado de un molino, se encuentra el gato bobeando los peces del río.

Perdí , digo, invertí sabiamente 3 dias tratando de llevarle el gato a la doña. Primero traté de agarrarlo, como cuando agarras a un pollo, pero el canijillo gato es escurridizo y además el botón “A” no sirve para tomar al gato.
Pensé, tal vez, si le llevo el gato un poquito despansurrado, la doña se ponga contenta, y después de algunos meses, el gato sane y todos felices. Así que le arrojé cálabazas, gallinas y piedras al gato sin éxito, parece que para quienes realizaron ése juego, no se les ocurrió esa solución y el gato no puede ser herido.

En el río, hay cuatro pilares, uno de ellos está más cerca de la orilla del río, del lado de la tienda de la mamá del gato. Te puedes trepar a él usando la enredadera, arriba está un cuate enfadosos que sabe que dice, me vale queso, yo quería que se le propinara una tremenda paliza por estorborso, sin émbargo, el duende jotillo no tiene acciones para atacarlo.

Una vez arriba del pilar, hay que saltar al otro pilar que está a un lado. Ahí hay unas hierbas que casualmente tienen forma de águila, y que las usa el puñalín para llamar a su águila llamado: “Azor”. Una vez que el pájarraco se para en el brazo del duendecillo, lo puedes enviar apuntando con el wiimote, (tal como si fuera juego de disparos). Apuntas, y el ave irá hacia el lugar a intentar a hacer algo.

Ok, entonces, el águila podría ir por el gato. Tal vez las garras del águila podrían perforar la piel del minino, o tal vez el águila decida no volver y se lo lleve a su nido para comerse su gato. O a lo mejor el gato se defiende y se descabecha al plumífero. Habría que intentarlo, para mi desilusión, el plumero solamente se estrella contra el suelo, se larga sin atrapar al gato, y el gato ni lo pela.

Entonces se me ocurrió: “hay que darle pescado al gato”. Luego le sigo.

6 thoughts on “Zelda Twilight Princess: pescando para el gato

  1. k putaaaaaaaaaaaaaaaaaaa k sos re mil chota no podes ser mal paridaa hijaa de putaa trola culiadaaa peteraaa prostituta gatooo sos la mas putaa del mundoo re chotaaa y x eso te doy!

  2. k putaa sos la mas chotaa del mundoo rotaa culiadaa trolaa putaaa hija de mil putaaa te re doy kieroo asertelooo putaaa peteraa asemelooo aaa aaaa ahiii te re doy!!!

  3. Es el unico Zelda que me falta jugar , por cierto asi empiezan muchos Zeldas pero ya veras conforme vayas avanzando los acertijos van hacerte que te entretengas un buen rato y te piques jugando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.